Buscarán, a través de algas, mejorar perfil de ácidos de la leche

El investigador de INIA Remehue. Ignacio Beltrán se adjudicó recientemente un proyecto Fondecyt que le permitirá evaluar el efecto de la inclusión de algas pardas ricas en florotaninos en la dieta de vacas lecheras a pastoreo.

Hace un par de semanas, el médico veterinario Ph.D. del Centro Regional Investigación INIA Remehue ubicado en Osorno, Ignacio Beltrán, recibió una noticia que lo llenó de alegría. El Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) dio a conocer los resultados de un concurso y entre los proyectos adjudicados a nivel nacional figuraba el suyo.

Se trata del proyecto Fondecyt de Iniciación titulado: “Phlorotannins-containing brown seaweed as nutritional strategy to reduce non-CO2 gas emissions and improve milk fatty acids profile and nitrogen partitioning of grazing dairy cows”, que busca determinar la dosis de inclusión de distintas algas pardas ricas en florotaninos, que permita mejorar el perfil de ácidos grasos en leche y reducir las emisiones de metano entérico y de óxido nitroso y amoniaco en orina y heces de vacas lecheras a pastoreo.


El Doctor Beltrán explicó que 
“Los florotaninos son compuestos secundarios producidos por algas pardas, que tienen la capacidad de reducir la degradación de la proteína dietaria a nivel ruminal y la excreción de nitrógeno urinario. Lo anterior es importante porque la orina es la principal vía de excreción de nitrógeno en sistemas pastoriles, siendo además la principal fuente de emisión de amoniaco y óxido nitroso al ambiente”.
Añadió que 
“El óxido nitroso es un potente gas de efecto invernadero, cuyo poder de calentamiento es 265 veces mayor al CO2, mientras que el amoniaco contribuye a la formación de material particulado, degradación del ecosistema, siendo además una fuente indirecta de óxido nitroso".
Por otro lado, el profesional de INIA puntualizó que 
“Algunos estudios previos han encontrado que el uso de algas pardas permiten reducir las emisiones de metano entérico, en respuesta al efecto de los florotaninos sobre la fermentación ruminal, lo que nos llevó a pensar en evaluar sus efectos bajo las condiciones de producción de leche en base a pastoreo en el sur de Chile”. El principal interés en las algas pardas radica en que los efectos descritos anteriormente se logran a bajas dosis de inclusión en la dieta, ofreciendo una oportunidad viable de utilización en sistemas ganaderos”, subrayó el doctor Beltrán.
Pero no sólo se buscará reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Varios estudios internacionales han demostrado que los taninos -incluidos los florotaninos- tienen el potencial de mejorar el perfil de ácidos grasos en leche, incrementando su contenido de ácidos grasos insaturados, que son beneficiosos para la salud humana y esa otra área que explorará este proyecto.

“Hasta ahora, a pesar de existir el potencial de las algas pardas de reducir las emisiones de gases contaminantes del medio ambiente como metano entérico, óxido nitroso y amoniaco; y al mismo tiempo mejorar el perfil de ácidos grasos en leche, no hay estudios que hayan evaluado de forma integral todos estos potenciales beneficios para el sector bovino lechero mediante la utilización de algas pardas presentes en Chile”, destacó el investigador de INIA.

Expuso que para el desarrollo del estudio, se seleccionaron 2 algas pardas conocidas como “Huiro negro” (L. spicata) y “Huiro flotador” (M. pyrifera), que cuentan con el desarrollo tecnológico para su cultivo, ya que, de obtener resultados positivos, permitirá su producción comercial para alimentación animal. Adicionalmente se seleccionó un alga roja conocida como “Pelillo” (G. chilensis) que es una especie control sin florotaninos, la cual cuenta con un alto volumen de producción y de cultivo en el sur de Chile.

Además, informó que “este estudio se realizará en colaboración del Dr. Alejandro Buschmann, de la Universidad de los Lagos; el Dr. Rubén Pulido, Universidad Austral de Chile; el Dr. Emilio Ungerfeld y del Dr. Tony van der Weerden, AgResearch de Nueva Zelanda”.

Acerca de INIA
El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación, desarrollo e innovación agroalimentaria de Chile. Vinculada al Ministerio de Agricultura, cuenta con presencia nacional y un equipo de trabajo de más de 1.000 personas altamente calificadas. Ejecuta al año un promedio de 400 proyectos en torno a 5 áreas estratégicas: Cambio Climático, Sustentabilidad, Alimentos del Futuro, Tecnologías Emergentes, y Extensión y Formación de Capacidades. Estas iniciativas contribuyen al desarrollo agroalimentario sostenible del país, creando valor y proponiendo soluciones innovadoras a los agricultores, socios estratégicos y la sociedad, generando una rentabilidad social que varía entre 15% y 25%, por cada peso invertido en cada uno de sus proyectos.

INIA, más de 55 años liderando el desarrollo agroalimentario sostenible de Chile. www.inia.cl – Facebook: /INIAChile – Instagram: @iniachile – Twitter: @iniachile – YouTube: INIA – LinkedIn: /inia-chile




Comunicado de Prensa / Fuente: Luis Opazo