Tesla derrumbó con una sola frase la ilusión chilena sobre el litio

Batería de Litio
No, el litio chileno no es único y bastó que una empresa dijera que iba a producir su propia materia prima para elaborar baterías para recordarnos que no todo lo que brilla es oro, en este caso, blanco y que la promesa de un futuro esplendor en torno a esta industria duraría menos que nuestros días como potencia salitrera. 

En las buenas noticias, sí contamos con grandes reservas, pero ello no necesariamente “significa algo grande”, de hecho, todo indica que es un negocio pequeño, como nos recordó Elon Musk estas semanas. 

Cuando se observe con sentido de historia y se busque quién fue el que nos dijo que el litio chileno era el único y que seríamos una potencia gracias a que poseíamos las única y mayores reservas de este metal alcalino, nos veremos obligados a ubicar el mito dentro de los célebres segundos lugares en los concursos de la bandera y el himno más hermoso del planeta.

Hasta hace sólo unos meses se hablaba que Tesla Motors, la compañía empresa estadounidense con sede en Palo Alto, California, y liderada por Elon Musk, se vería prácticamente obligada a instalar una filial en pleno desierto de Atacama para la producción industrial de baterías clave en los diseños de automóviles eléctricos, pero de pronto, todo cambió, al menos para la opinión pública, ya que los expertos lo venían advirtiendo desde hace años.

Elon Musk eligió el 23 de septiembre, “Día de la batería”, para anunciar que buscarán aplicar nuevas tecnologías que permitan reducir la dependencia del litio para ahorrar costos en la fabricación de las baterías. Y no sólo eso: tras abandonar negociaciones con terceros, decidió iniciar por su cuenta la búsqueda y extracción de litio, ni más ni menos que en la misma California.

Las acciones de la empresa chilena SQM se desplomaron inmediatamente y aunque ya recuperaron su valor, lo cierto es que el anuncio fue un verdadero baño de realidad, porque contrario al cuento que nos insistimos en contar, el litio es abundante en el planeta, al punto que sin contar el mar -sí, se puede obtener también de los océanos-, las reservas están estimadas en 40 millones de toneladas a nivel mundial.

Hace tres años, Emol había entrevistado a expertos chilenos que habían intentado poner los pies de la opinión pública en la tierra. En esa oportunidad, ya se pusieron sobre la mesa datos como que a nivel global, Australia posee un 35% del mercado total en la producción de litio y que Chile le sigue de muy cerca con un 34%" y sólo somos líderes como productores de carbonato de litio, mientras que Australia es el principal exportador de concentrado a nivel mundial a partir de Espodumeno.


Mercado pequeño

En entrevista con Emol, Ernesto Correa, director del Centro de Energía, Medioambiente y Ordenamiento Territorial de la Facultad de Derecho de la Universidad Mayor, señaló que "es un buen negocio para Chile, pero chico". "Hoy genera alrededor de US$250 millones al año y si esto lo proyectamos a 2025 con un crecimiento de consumo entre el 8-10% anual, será un negocio cercano a los US$600 millones", destacó el abogado.

Jaime Alée,
director del Centro de Innovación del Litio de la Universidad de Chile, por su parte, enfatizó que se trata de un mercado pequeño si se le compara con los US$130 mil millones del mercado del cobre y los US$117 mil millones del mercado del oro. Destaca también que "el litio se proveé una sola vez y ello dura toda la vida útil de la batería, además su porción en el producto es muy pequeña -menos del 1% del costo de una batería- por lo que eventualmente será reemplazado en el mediano plazo", como nos vino a recordar ahora Musk.

Lo que sí...

Chile posee alrededor del 40% de las reservas mundiales de litio, en forma de salmuera. Así, de acuerdo a los datos de 2016 de U.S. Geological Survey, Bolivia y Chile cuentan con las reservas probadas de litio más grandes del mundo, con 9 y 7,5 millones de toneladas respectivamente. Ese es un buen dato, claro que tampoco se debe olvidar que aún tenemos grandes reservas de salitre.

Cabe destacar que es la Corporación de Fomento (CORFO) la dueña de las concesiones mineras a través de las cuales se explota el Litio, ya que en 1979 se declaró que al elemento como un recurso estratégico que no puede ser sujeto a concesión. Por esto 
"Es el Estado de Chile el único capaz de explotarlo ya sea directamente a través de una empresa estatal o por medio de concesiones administrativas o contratos especiales de operación", señaló Correa.


Comunicado de Prensa / Fuente: R. Lobo