San Pablo prepara su ruta costumbrista patrimonial

San Pablo Carreras a la Chilena
Municipio local difunde material audiovisual de las fiestas tradicionales que se efectúan en los meses de verano, destacando iniciativas comunitarias, turismo rural y peregrinaciones religiosas.

La comuna de San Pablo es sinónimo de manzanas, cerezas y papas. Tanto en la ciudad cabecera comunal, como en las localidades campesinas aledañas a su centro urbano, se respira la tranquilidad y la cadencia de un tiempo en sincronía con un estilo de vida que ha permanecido casi inamovible en el último medio siglo.

Clínica Alemana

A raíz de la pandemia COVID 19, la comarca -de 10 mil habitantes- también debió acomodar su rutina productiva y de servicios, a las instrucciones que las autoridades sanitarias y de orden público han elaborado, con el fin de atenuar el impacto a la salud de las personas, a la vez que permita mantener un bajo nivel de funcionamiento de su fuerza económica y laboral.

Previendo un año 2020 inusual, el alcalde Juan Carlos Soto, junto a su equipo de promoción cultural y turística, ha desarrollado un proyecto que contó con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, para la producción y divulgación de seis fiestas costumbristas que se han instalado en el calendario sanpablino. La seremi del Ministerio de las Culturas, Paulina Concha Ferrada, destaca este proyecto porque es “importante poder ir mostrando a la comunidad e ir empapando a nuestros jóvenes de lo que es la identidad, de que es el patrimonio y las tradiciones propias de cada comunidad que las hacen únicas, propia –por supuesto- de la identidad cultural de cada territorio”. Cada verano, gracias a sus atractivos panoramas para las familias de la comuna -y para los viajeros que llegan hasta la Región de Los Lagos- el recorrido comienza a mediados del mes de enero con la Fiesta de la Papa en Quilén, distante a 10 kilómetros al este de la ciudad cabecera comunal. Allí la propia junta de vecinos y sus entidades funcionales organizan un fin de semana de actividades gastronómicas, artísticas y recreativas, donde el centro de atención son las preparaciones logradas a partir del tubérculo ancestral.

Para el encargado municipal de Cultura y Turismo, Javier Azocar, la organización de ésta, así como del conjunto de eventos estivales dan cuenta de “un ambiente muy acogedor en la comuna. Los sanpablinos somos muy de piel, entonces es una acogida muy cálida para el visitante que viene, y así ha quedado demostrado en los años anteriores y por lo mismo muchas personas vuelven todos los veranos a disfrutar de estos eventos tradicionales, que albergan un gran tesoro patrimonial”.

Continúa la ruta el día 20 de enero, en la localidad de Quilacahuín, donde se efectúa la fiesta religiosa en honor a San Sebastián. En la confluencia de los ríos Bueno y Rahue se sitúa la localidad fundada por misioneros que arribaron a la zona con el fin de apoyar la colonización y la divulgación de la fe católica. La llegada de creyentes –cada año hasta el santuario- es la ocasión para vivir desde dentro todo el día de veneración y ceremonias litúrgicas.

La segunda quincena de enero también despliega el turismo fluvial y las fiestas costumbristas en la comuna. El puerto de Trumao es el epicentro de la navegación y observación de avifauna silvestre. Se suma la oferta familiar para paseos y travesías en kayak, con varios emprendimientos que ofertan días de descanso plenos y con las certificaciones de entidades fiscalizadoras.

Inicia febrero con la fiesta de La Virgen de la Candelaria en la propia ciudad de San Pablo. Cada 2 de febrero la comunidad y los visitantes se vuelcan al templo, para efectuar una procesión y veneración de la imagen. El centro de la ciudad se adorna para la ocasión y ofrece gastronomía y entretención familiar durante la jornada.

A medida que avanza febrero, se suceden las fiestas de las localidades, donde el sello es la interculturalidad. La convivencia entre comunidades mapuche huilliche y demás vecinos de la zona, han perfilado una cultura rica en usos y costumbres que hoy se manifiestan en las fiestas de la Papa al Rescoldo, de la Maja de Manzanas y del Pollo al Hilo, a cargo de la Red de turismo integrado y eco desarrollo Trumao-Quilacahuin, entre otras curiosidades.

Ruta costumbrista patrimonial


La semana sanpablina -en pleno febrero- reúne en la plaza de armas de la capital comunal, un conjunto de actividades comunitarias donde destacan los esfuerzos de los talleres laborales con su exposición anual, como también su muestra gastronómica instalados en pleno centro urbano de la Comuna de San Pablo a cargo de las diversas organizaciones funcionales de la comuna. Las distintas noches temáticas dedicadas a la música, culminado las dos últimas noches con el ya tradicional Festival Nacional de la Cereza, son el escenario ideal para asistir en familia a disfrutar de artistas nacionales e internacionales, como así mismo la competencia festival con grandes exponentes de la música popular, provenientes de diversas comunas de nuestro país. 

El propio alcalde Juan Carlos Soto resume la gestión del gobierno local, “aquí cobra relevancia principal el dar un sello identitario a nuestra comuna de San Pablo, poniendo énfasis en el rescate de la cultura, de las tradiciones, y todo esto enmarcado en nuestras fiestas costumbristas. No puedo dejar de mencionar el gran auge que le hemos dado al Festival Nacional de la Cereza, que año a año, ha ido mejorando su calidad, su producción y que repercute en la gran cantidad de visitantes que tenemos en temporada estival”, concluye el edil.

El proyecto de difusión cultural y turística de la Ruta Costumbrista y Patrimonial de San Pablo es un momento para conocer en profundidad los parajes de la comarca fluvial, que rescata desde su historia y sus relatos familiares, trazas de un progreso construido en los últimos 150 años, y que despliega al futuro la firme convicción de mejorar la calidad de vida de sus habitantes, a la vez que ofrece a los viajeros y visitantes la oportunidad de conocer geografías plenas de biodiversidad y usos culturales que arraigan una idiosincrasia que se niega a desaparecer.

Ruta costumbrista patrimonial
Ruta costumbrista patrimonial


Comunicado de Prensa / Fuente: Eduardo Rios