Columna: Proceso de vacunación ejemplar

Por Alejandro Santana, Ingeniero Comercial, Contador Auditor. Diputado RN.

Con preocupación nos enteramos hace algunas semanas de un brote de Covid-19 al interior de una residencia de larga estadía para la tercera edad en Ancud, que en un comienzo superó los 44 adultos mayores contagiados, cifra que posteriormente se incrementó a 50.

Afortunadamente este brote se registró semanas después de que el grupo recibiera la primera dosis de la vacuna Sinovac, lo que pudo haber repercutido directamente -junto con los cuidados brindados por el personal del Cesfam de Pudeto- en que hoy 24 de ellos estén de alta.

Los 26 restantes permanecen en aislamiento y atención constante bajo protocolos Covid. 7 de ellos completando los días de cuarentena, mientras que los 19 restantes deberán extender su período de aislamiento por síntomas activos. Son 2 los casos de mayor gravedad, con un estado de salud delicado por contar con patologías de base.

Cuesta creer que hasta hace algunas semanas existieran dudas respecto a la pertinencia de comenzar con este proceso de inoculación, que, por cierto, con gran éxito ya ha superado las 180 mil personas en nuestra región de Los Lagos.

Chile, previendo las dificultades y anticipándose a ellas se preparó de manera seria para esta etapa, convirtiéndose en un ejemplo mundial y lidera la vacunación a nivel latinoamericano.

Ello le ha permitido mantener un proceso ordenado, que avanza de manera firme y segura y que ha dejado espacio para apoyar a otras naciones vecinas que no han corrido igual suerte.

Hace algunos días Chile realizó un envío solidario de más de 40 mil vacunas a Ecuador y Paraguay, cuyas dosis serán aplicadas al personal de salud de esos países; primera línea en la batalla contra la pandemia y que se encontraban desprotegidos.

Esto no afectará el stock, ni el calendario de vacunación previsto por nuestras autoridades, pero sí ayudará mucho a los países vecinos. ¡Seriedad, compromiso y solidaridad!