Escuela Juan Ricardo Sánchez aún cuenta con cupos para alumnos de Francke

Escuela Juan Ricardo Sánchez
Sirviendo al vasto sector de Pampa Alegre en Francke y dotada de una infraestructura privilegiada, la Escuela Juan Ricardo Sánchez, dependiente de la Municipalidad de Osorno, lleva más de tres décadas al servicio de la educación pública de la ciudad.

En sus más de 7 mil metros cuadrados, este establecimiento ha logrado consolidarse como una alternativa de primera calidad, para sus cerca de 300 alumnos de enseñanza básica residentes en Francke. Un logro que se ve plasmado en la calificación de excelencia académica 2020-2021 y que sus apoderados reconocen. Rosa Oñate, por ejemplo, detalla que le “me gusta el trabajo de los profesores, la compañía que tienen con los chicos, la estructura y los murales que vemos en los pasillos; que le dan luz y calidez a la Escuela”.

Una visión parecida a la que plantea la apoderada Soledad Hernández, quien ya tiene una hija egresada de octavo año en el establecimiento y otro que aún es alumno. “Yo ya llevo nueve o diez años en este colegio. Siempre ha habido aquí muy buena educación. Estos últimos tres años han sido fantásticos por los profesores, el apoyo a mis hijos, la estructura, que ha cambiado mucho”; comenta esta mamá.

La Escuela Juan Ricardo Sánchez ha adoptado un sello de educación inclusiva, vida saludable y ecológico. Por eso el recinto se inserta en un amplio edificio ubicado en calle Héroes de la Concepción esquina Los Naranjos, en Francke. Allí la escuela cuenta con un amplio edificio dotado de insumos educativos de primer nivel. Destaca, por ejemplo, su laboratorio de ciencias excelentemente equipado para la experimentación de los estudiantes; un laboratorio de computación nuevo con 36 equipos, lo que permite en la práctica un computador por alumno; una sala de música preparada para aprender diversos instrumentos; y un amplio gimnasio para la práctica deportiva. Junto a lo anterior, todos los alumnos, sin distinción, reciben uniformes y útiles escolares de forma gratuita y todos los estudiantes de séptimo reciben un computador.

Además, según el Encargado de Convivencia Escolar de la escuela, Ricardo Araneda, 
“En lo que tiene que ver con inclusión, tenemos un buen equipo del Programa de Integración Escolar, el que cuenta con kinesiólogo, fonoaudióloga y educadoras diferenciales, que trabajan directamente con los cursos y que permiten que, a pesar de las necesidades educativas especiales o las capacidades diferentes que pueda tener un estudiante, sean atendidos de la forma más óptima posible. Durante todo el año están disponibles los cupos, pero eso va a depender de que no se supere la capacidad máxima de cada curso”.

En el marco de su educación inclusiva, la Escuela Juan Ricardo Sánchez realiza también un intensivo trabajo en el desarrollo de habilidades sociales de los alumnos. Prueba de ello es la desaparición de casos de bullying y abuso escolar desde el año 2018. Junto con ello, las mamás cuyos hijos estudian en la escuela pueden beneficiarse del programa de “De 4 a 7”, sus hijos puedan quedarse toda la tarde si ellas trabajan, con actividades y alimentación incluidas. Una muestra de que con dedicación y cariño, los establecimientos municipales de Osorno vuelven al sitial de calidad y reconocimiento que merece la Educación Pública.




Comunicado de Prensa / Fuente: Rodrigo Alarcón / DAEM Osorno