No más despilfarro con el relleno sanitario en Curaco

Dinelly Angulo Garcés
Por Dinelly Angulo Garcés, Candidata a concejala por Osorno

Miles y miles de millones de pesos se han gastado, prácticamente para nada, en el proyecto de relleno sanitario en Curaco. Hoy la bullada y cuestionada obra sigue pidiendo financiamiento público, pero ya no resiste más.

Durante estos días nos enteramos que se ha solicitado más dinero al Consejo Regional para otro estudio. No puede ser que se siga insistiendo con una idea que claramente ha fracasado, probablemente desde su planificación.

Y es que se trata de una iniciativa de la cual se escucha por lo menos del 2008, cuando era prometida como una forma de eliminar la basura innovadora y con estándares internacionales.


De hecho, participó en su financiamiento un banco alemán, que puso buena parte del dinero necesario, que fue complementado por los recursos del Consejo Regional.

Desde un comienzo hubo reticencia al proyecto en la instancia regional, pese a lo cual se obtuvo los recursos y la obra pudo comenzar a ser construida, con un costo que a esa altura ya andaba por los diez mil millones de pesos.

El Relleno Sanitario en Curaco debía estar listo en febrero del año 2016, pero al poco tiempo comenzó a verse que tal plazo no se cumpliría. De hecho la iniciativa sigue varada en la actualidad, pidiendo un financiamiento para un nuevo estudio… Otro estudio más!!!

Numerosas han sido las pesquisa desarrolladas por entidades públicas y privadas, principalmente sobre el suelo, luego de detectarse una anomalía en una parte del terreno , que a la postre mantiene detenida su construcción.

No podemos seguir financiando una obra claramente fracasada a la luz de los hechos, que ya genera molestia en las instancias de financiamiento e incluso el rechazo inmediato de algunos consejeros regionales.

El contexto de crisis en el que siempre ha estado el proyecto, motivó que hace un tiempo desde la Corporación Rahue impulsáranos una encuesta sobre el tema.

Los resultados fueron categóricos: más de un 90 por ciento de los consultados se inclinó por abandonar la actual iniciativa y comenzar una nueva, en otro lugar y con mejores condiciones de sustentabilidad. Además, casi el 67 por ciento considera que el CORE no puede continuar entregando más y más recursos al proyecto de relleno sanitario en Curaco.

Concordamos y resaltamos la necesidad, ahora sí, de estudios serios en materia ambiental que reduzcan los impactos que genera el traslado y acopio de basura.

Para qué vamos a detallar el pestilente olor que esparcen los camiones que llevan desechos, de todo tipo, y que transitan por las principales calles de Osorno. La necesidad de un proyecto distinto no es antojadiza, sino totalmente plausible en la actualidad.

Se podrá decir que con ello se retrasará la solución para el manejo de la basura en la provincia, pero ante la luz de los hechos y ante las dificultades que podría atravesar la solicitud de financiamiento en el Core, es evidente que el relleno sanitario no ofrece una salida rápida al actual vertedero de Curaco, colapsado y que ha recibido varias ampliaciones de su vida útil por parte del Ministerio de Salud.

Y eso porque a la postre el actual recinto de acopio de basura en Osorno es el que recibe los desechos de prácticamente todas las comunas de la provincia, por lo que su clausura podría generar una crisis sanitaria grave.

Creemos que una nueva iniciativa, mejor pensada y planificada, puede tener un mejor tránsito y llegar a ser realidad en un plazo mucho menor que los más de diez años que el relleno sanitario ha demorado en construirse.

Basta de fracasos en las obras públicas en Osorno.

Comunicado de Prensa / Fuente: Oficina comunicaciones D. Angulo.