Plan de Salud Universal: El último gol de Piñera en los descuentos de su mandato

Diego Gerter
“A última hora y sin hacer mucho ruido, Sebastián Piñera busca aprobar una reforma a Fonasa que perpetúa el sesgo en favor de la salud privada, tal como intentó hacerlo con la reforma al sistema de pensiones”, denuncia desde Convergencia Social en Osorno, Diego Gerter.

La primera semana de marzo el Gobierno de Sebastián Piñera se anotó la primera victoria en la comisión de Salud del Senado, tras la aprobación de la idea de legislar la reforma a Fonasa y la creación del Plan de Salud Universal (PSU), el cual según se lee en el texto, busca garantizar la atención oportuna de una lista de enfermedades y prestaciones médicas para usuarios de Fonasa e Isapres. Una suerte de ampliación del GES actual.


Para Diego Gerter, representante de Convergencia Social en Osorno, el proyecto de Ley, que emanó del Centro de Estudios Públicos (CEP) y de una comisión de expertos tras solo tres meses de trabajo, 
“Sigue la misma lógica de la propuesta de reforma al sistema de pensiones, es decir, no altera ni un milímetro el gran negocio de las empresas aseguradoras privadas. La actual iniciativa, en efecto, deja fuera de la discusión la reforma a las Isapres, con lo cual se busca perpetuar la lógica de un sistema de salud para ricos y otro para pobres”, declaró.
De esta forma, añadió, 
“Una vez más, el gobierno no se hace cargo de las demandas históricas que hace años se vienen planteando con miras a la creación de un verdadero Sistema de Salud Universal, que termine con el sesgo y que permita que todos los chilenos y chilenas, coticen en un único sistema que tenga como eje la solidaridad y la universalidad”.
Como Convergencia Social llaman a rechazar este proyecto de ley que –dice Gerter-
“No reconoce el tremendo esfuerzo que han hecho las trabajadoras y los trabajadores de la salud pública para enfrentar la pandemia y que ha puesto en evidencia las serias falencias de recursos que los ha llevado al límite de sus capacidades. No puede ser que tras un año de batalla contra el COVID-19, el gobierno pretenda terminar de desmantelar la salud pública”.

Comunicado de Prensa / Fuente: Convergencia Social.