A recuperar el rol del concejal: Más que Autoridad, un representante

Dinelly Angulo Garcés
Por Dinelly Angulo Garcés, educadora de Párvulos, Magíster en Educación. Candidata a concejala por Osorno.

Las situaciones de contaminación ambiental que padece Osorno demuestran una escasa efectividad en la representación de las autoridades públicas elegidas para ello.  Por ejemplo, la “reciente” contaminación del Río Damas dejó en evidencia que en ningún caso es “reciente”, sino que hace por lo menos 30 años. 

El Río Rahue también cuenta una triste historia de contaminación que se extiende hasta estos días y que no tiene un final en el corto plazo. 

La situación de ambos cursos de agua son una muestra importante de cómo una comunidad organizada y con institucionalidad pública no ha podido generar una relación con su entorno medio ambiental, no sólo desde un punto de vista meramente ecológico, sino también desde la planificación para el desarrollo futuro. 

Qué pasa con los humedales que están en medio de la ciudad; ¿se protegen, acaso? más aún, ¿los conocemos o reconocemos? Los conocen nuestros concejales y concejalas? Han presentado en sus puntos varios las urgentes solicitudes para protegerlos o incorporarlos a la planificación urbana? 


La realidad demuestra que NO…; más bien que la presión de otras orgánicas sociales, ajenas a un cargo de representación, con contadas excepciones, y con preocupación ambiental, logran posicionar temas de importancia, generando un cambio de consciencia que puede terminar en modificaciones legales que subsanen en algo las dificultades o directamente amenazas. 

Lamentablemente, nuestros concejales y concejalas no son los críticos y fiscalizadores que la ley describe. Más bien, representan al mismo municipio; algunos hasta se sienten parte, cuando no lo son… por ética no deben serlo.

Sin embargo, los vemos muy sonrientes entregando copas y medallas, buscando ponerse lo más cerca del alcalde en la foto del corte de cinta; pero cuando llega la sesión del Concejo Municipal, sacan el hoyo de siempre para reparar y algún otro punto más… lo otro es siempre decir sí a los puntos del presidente del grupo. 

Los problemas de seguir con esa lógica los podemos revisar en la historia misma de Osorno y sus barrios, por ejemplo Francke. 

En la década de los noventa se construyó la población conocida como Costanera, a metros del Río Rahue. Con los años las inundaciones han provocado serios daños en dichas viviendas, debilitando la calidad de vida y salud física y mental de los vecinos. Ahí no hubo planificación y si la hubo, no se sabe de qué, pues estaba demostrado técnicamente que no se podía edificar tan cerca del curso de agua, sobre un humedal. 

Varios casos hay para seguir, pero con el de Francke creo que es suficiente muestra de cuán necesario es recuperar el rol del concejal y la concejala, con tal de que sea un garante de la visibilización de temáticas de importancia social. Mejor aún, si lo hace previendo situaciones, exigiendo no sólo soluciones inmediatas, sino también las adecuaciones legales necesarias para que no se vuelvan a repetir. 

Salvo contadas excepciones, los concejales y concejalas no son vistos como defensores sociales o del medio ambiente, sino como parte de la misma casta política que hoy el país rechaza. Su acción fiscalizadora resulta verse casi como un accidente… Eso es responsabilidad de los propios ediles pues con su actual forma de trabajo han contribuido a crear dicha visión y al mismo tiempo a debilitar su propio cargo. 

Los concejales no son para cortar cintas, sino para representar la voz de la gente; son para alertar de problemas cotidianos pero también en la planificación urbana, de eso se trata tener mirada de ciudad. 

Es urgente empujar procesos de consulta sobre temas urgentes de interés ciudadano, diálogo directo e incidente para la actualización de un nuevo plano regulador y un diagnóstico real de las necesidades del mundo urbano y rural de Osorno; debatir sobre el desarrollo económico local que hoy tenemos y el que queremos, con foco en lo humano y en lo sustentable. Para ello, debemos recuperar el rol del concejal. Es urgente!!!

Comunicado de Prensa / Fuente: Oficina de Comunicaciones D. Angulo