Osorno: 25 profesores municipales pasaron a retiro

El Municipio de Osorno les dio el adiós a estos profesores que han servido a la Educación Pública de Chile, educando a ciudadanos osorninos.

Son cerca de 40 años de servicio, unos más otros menos, los que han servido a la Educación Pública de Chile, educando generaciones de ciudadanos osorninos, que hoy laboran en las más distintas áreas. Y la vida quiso que este adiós se dé en circunstancias especiales, que por le momento impiden festejar como se debe este momento tan importante y significativo en la vida de un maestro: el retiro. Veinticinco de estos profesores dependientes de la Municipalidad de Osorno dijeron adiós el pasado jueves 1 de abril.

Una de las profesoras retiradas es Gloria Reyes, reconocida docente de la Escuela Monseñor Francisco Valdés. Al despedirse recuerda que 
“Estuve 40 años en la Francisco Valdés y 2 en el campo. Para mí la escuela era la E-401 y el campamento Nueva Esperanza. Yo dije ‘aquí me quedé’. Voy a quedarme con mis niños ‘pobres’, porque no me gusta decir ‘vulnerables’. Eran mis niños pobres, para que salgan adelante. Y ahí tengo a mis chicos: profesionales, con oficio”.
Otro maestro que se acoge a este plan de retiro es Gerardo Toledo, profesor de matemáticas en el Liceo Carmela Carvajal
“Siempre trabajé en 2 partes. Estuve trabajando en Puerto Octay, también; estuve en el Santa Marta y, después, el 2000, me fui para San Pablo”, comenta el docente.
A todos ellos se les aprobó el denominado “Bono de Incentivo al Retiro”, por el cual el 31 de marzo fue el último día como docentes en las escuela y liceos de Osorno. Todos ellos pasaron a retirar su cheque de retiro a las oficinas del Departamento de Educación y ya comienzan a planificar una vida de descanso que, también, por supuesto, tiene sus incertidumbres.
“Empiezan los vínculos que uno ha mantenido por más de 40 años. Y eso es lo que se va sintiendo con mayor fuerza ahora, que es el momento de finalizar”,  relata emocionado José Andrés Velásquez, docente que se desempeñaba en su querida Escuela Rural de Cancha Larga.
El maestro agrega, acongojado, que 
“Así como un árbol que se afirma en lo profundo del suelo, las raíces ya están hechas y ahora hay que esperar que vayan cayendo poco a poco las ramitas y vayamos finalizando los periodos. Mi período de trabajo lo finalicé ayer y ahora queda organizar la vida nuevamente para la última etapa”.

Por su parte, el Alcalde Jaime Bertin, manifestó que 
“Son sentimientos encontrados, porque, uno siempre quiere tener a los profesores trabajando, entregando su aporte, vibrando y entregando todo el conocimiento para las generaciones que vienen año a año. Sin embargo, también es bueno que los profesores se acojan al retiro, puedan descansar, puedan vivir tranquilos y hacer otro tipo de actividades después de tanto trabajo y por tantos años”.
Una vida dedicada a la docencia que hoy termina. Otra llena de sueños y, por qué no, de desafíos apenas comienza para ellos. Extrañarán esas agotadoras jornadas en el aula traspasando a los jóvenes las herramientas para salir al Mundo, o los amenos cafés en las salas de profesores discutiendo lo lejos que parecía este día. Pero el reloj avanza inexorable. Hoy para ellos de seguro no es un adiós, sino un hasta siempre.




Comunicado de Prensa / Fuente: Rodrigo Alarcón / DAEM Municipalidad de Osorno