Control de la Pandemia y Plan Piloto para servicios gastronómicos

Alejandro Santana Tirachini
Por Alejandro Santana Tirachini, ingeniero comercial, contador auditor. Diputado RN.

Antes que todo quisiera señalar que atendiendo la situación actual que atravesamos es urgente redoblar todos los esfuerzos por disminuir los índices de contagio, principalmente a través de mayores medidas de autocuidado, el aumento de los niveles de vacunación para volver a disponer de un número importante de camas UCI.

Es fundamental entregar una ventana de alivio respecto al control de la Pandemia que hoy supera todos los récords de circulación viral en Chile, porque es fundamental tomar las indicaciones de alerta y evitar el colapso del sistema de salud hace ya largo tiempo saturado.

No obstante esta preocupación, creo que hemos tenido una muy buena señal de parte del Ejecutivo para nuestra Región de Los Lagos, al mostrarse abierto a evaluar la posibilidad de que en el corto plazo se proyecte un Plan Piloto diseñado especialmente para que restoranes y servicios gastronómicos puedan atender público al interior de sus recintos en comunas que se encuentren en Fase 2.

Las condiciones características de nuestra región no lo permiten de otra forma, porque esta es la realidad territorial y climática de nuestra tierra. Y así lo hemos visto reflejado en estos últimos días en que hemos enfrentado jornadas marcadas por intensos temporales de lluvia, potentes ráfagas de viento y temperaturas muy frías.

De nosotros depende redoblar las medidas de autocuidado que nos permitan proteger nuestra salud, la de nuestros familiares, seres queridos, vecinos, amigos, compañeros de trabajo, transeúntes y de la sociedad en general, mejorando las preocupantes cifras de contagio que tenemos en la actualidad.

Pero también es clave tener certezas de que contaremos con normativas a la altura, conectadas a la realidad, y que, al mismo tiempo, efectivamente signifiquen un apoyo no sólo a los emprendedores, sino que a todos los trabajadores de los rubros asociados a la gastronomía. Y por supuesto, a miles de familias que dependen de este importante motor económico y productivo.




Fuente: sebastiancaceresj@gmail.com