Hablemos de descentralización, no de cargos políticos

Carlos Oyarzún Podcast
Hola amigos, soy Carlos Oyarzún, osornino con derecho a voto, y este es un nuevo podcast en PaísLobo.


Hablemos de descentralización, pero hablemos de descentralización en serio y no solo de aumentar el Estado a través de más Autoridades. 

La elección de Gobernadores Regionales ha dado mucho que hablar respecto a esta consigna que tanto usan algunos políticos respecto de la “descentralización”, y a decir verdad, muchos han querido describir al Gobernador Regional como la gran agenda de descentralización, como si por el solo hecho de nombrar autoridades se solucionaran los problemas.

A decir verdad, soy bastante crítico de esta figura particularmente por las siguientes razones:
  • Hay una concepción totalmente errada (de manera transversal), de anteponer a la decisión de las personas, la estructura del Estado. Entonces se plantea como solución a la centralización aumentar el Estado (pero ahora desde las regiones), prescindiendo de las razones de fondo de por qué las personas deciden vivir en Santiago, cuando todos sabemos las ventajas de la calidad de vida de vivir en regiones. En ese sentido, echo de menos una agenda de descentralización que proponga incentivos tributarios, fomento a pymes regionales, subsidios más ventajosos en regiones, etc. Pero que apunten a proponer a las personas la vida fuera de Santiago.
  • Soy crítico también porque las atribuciones son difusas. En 2017 cuando se trataron las competencias que tendría el Gobernador Regional, el Gobierno de la Presidenta Bachelet terminó proponiendo un proceso de traspaso de competencias que hoy tienen los Ministerios en las regionales, que dependerá nada más que del Presidente de la República, y que era un proyecto de ley del primer Gobierno del Presidente Piñera pensado en la lógica de los Intendentes, no del Gobernador Regional.
  • Además de lo anterior, las fuentes de financiamiento y el presupuesto con el que contará también se entienden poco y en términos generales, no es más de lo que actualmente administran los gobiernos regionales, y no hubo voluntad política para avanzar en una ley de rentas regionales que permitiera identificar el presupuesto y las fuentes de ingresos del Gobernador, y recién se presentó durante este gobierno y aún sigue en trámite.
Ahora bien, tal como lo planteaba al principio, en la discusión sobre descentralización, se cae constantemente en la falsa premisa de que la solución se debe proponer en base a la estructura del Estado, cuando finalmente hay un fenómeno social de qué a pesar de todas las dificultades de vivir en la capital, los problemas de traslado, de hacinamiento, de congestión, en general de calidad de vida, las personas optan por Santiago, creo, porque no se apunta en la dirección de incentivar a las personas la vida en regiones.
 
Por lo mismo, me parece que una verdadera agenda de descentralización debiese estar enfocada en la gente y no en el Estado, en entregar oportunidades de vida, de trabajo, a través de medidas como el fomento de las pymes regionales, incentivos tributarios a las personas o medidas en general que apunten a las personas, pero creer que a través de aumentar el Estado vamos a ir solucionando los problemas, me parece que es insistir en las mismas propuestas que a la gente las tiene aburridas.

Fuente: coyarzunconcha@gmail.com