Gobernadores Regionales: Falencias pendientes

Gobernadores Regionales: Falencias pendientes
Hola amigos, soy Carlos Oyarzún, abogado osornino con derecho a voto, y este es un nuevo podcast:

Clínica Alemana
El día miércoles pasada asumieron finalmente los Gobernadores Regionales, nuevas autoridades electas democráticamente por los cuales el Gobierno anterior se comprometió.

Ya superado la disputa un poco infantil y que a las personas no les puede importar menos, (tengo que decirlo), respecto de quien se queda con la oficina, si el Delegado Presidencial Regional o el Gobernador Regional, me gustaría hacer un par de comentarios respecto de los desafíos que tendrán estas autoridades.

Creo que es un error pensar que a partir de la estructura del Estado vamos a poder llevar a cabo un proceso de descentralización que cumpla con el estándar de lo que se viene prometiendo con estas autoridades. No digo que sea irrelevante lo que pueda decir o como se pueda estructura el Estado, pero partir de la base de que solo una decisión política estatal va a enfrentar un problema que tiene relación principalmente con decisiones de las personas, me parece un error.

He dicho desde el minuto uno que estamos en presencia de cargos políticos solamente para aumentar el Estado. Entiéndanme bien, quiero que los Gobernadores Regionales tengan éxito, pero me cuesta entender que una autoridad cuyas atribuciones son difusas y dependen finalmente del Gobierno central, además de no contar con fuentes de financiamiento claras que le permitan ejecutar sus programas.

Con todo respeto, pero creo que fue una gran irresponsabilidad del Gobierno anterior no haber priorizado una ley de rentas regionales, que recién se está tramitando en el Congreso ahora, que hubiese permitido a definir claramente en la norma, de donde iba a manejar su presupuesto el Gobernador Regional, cosa que hasta el día de hoy no se logra advertir.

Echo de menos en esta discusión medidas o ideas que apunten a fomentar la vida en regiones. En tal sentido, sería interesante ver en el debate sobre regionalización medidas de fomento o apoyo a las pymes regionales, incentivos o facilidades tributarias, subsidios, ampliación de los servicios públicos, etc. Porque lamentablemente escuchamos seguidamente a la clase política hablar sobre regionalización, pero insistentemente vemos como los recursos públicos o las decisiones se priorizan para Santiago.

Dicho todo lo anterior, le deseo el mayor de los éxitos al Gobernador Regional Patricio Vallespín, porque si a él le va bien, es la región la que gana. Me parece que si esta discusión no hubiese sido tan ideológica como se dio cuando se tramitó en el Gobierno anterior, se hubiesen logrado mejores soluciones. Es de esperar que de aquí en adelante, en el debate sobre regionalización, se priorice a las regiones por sobre la ideología. 

Fuente: coyarzunconcha@gmail.com / Por Carlos Oyarzun Concha, abogado.