Visibilizar la Discapacidad

Jorge Martel Rayo
Por Jorge Martel Rayo, Abogado Ejecutor Convenio CAJ- SENADIS. Corporación de Asistencia Judicial. Región de Los Lagos.

En tiempos de restricciones sanitarias una de las situaciones de carencia social que no se ha visibilizado del todo es la de las personas con discapacidad, especialmente desde el punto de vista de su falta de inclusión social y en el acceso a beneficios que la ley les da.

Según el segundo Estudio Nacional de la Discapacidad (ENDISC) del año 2015, en la región de Los Lagos hay 140 mil 765 personas con discapacidad, de las cuales sólo 21 mil 891 están inscritas en el Registro Nacional de la Discapacidad (R.N.D.). En la provincia de Chiloé, hay 4 mil 708 personas inscritas y de ellas 2 mil 333 corresponden a hombres y 2 mil 375 a mujeres.

Las cifras señaladas llaman la atención ya que la baja cifra de personas inscritas se debe, en parte, a la falta de información acerca de la existencia del Registro Nacional de la Discapacidad, de los beneficios legales que otorga la Credencial de Discapacidad y de la baja aceptación social frente a la situación, lo que lleva a muchas personas con discapacidad a no querer acceder a la credencial para no ser objeto de un trato discriminatorio. En esta parte se releva la importancia de respetar y garantizar la dignidad, autonomía, voluntad y preferencias de las personas con discapacidad; y de realizar conductas incluyentes a favor de su participación en comunidad.

Uno de los factores que ha incidido en esta situación y que limita el acceso a beneficios sociales tales como ayudas técnicas, postulación a subsidio habitacional, inclusión laboral, atención preferente en centros de salud, uso exclusivo de estacionamientos diferenciados y accesos en medios de transporte, entre otros, es la falta de Credencial de Discapacidad. Se trata de un antecedente oficial que, con base técnica, acredita que la persona está incluida en el Registro Nacional de la Discapacidad (R.N.D.) que lleva el Servicio de Registro Civil e Identificación.

En esta parte debemos destacar que el procedimiento de calificación de la discapacidad para la obtención de la Credencial de Discapacidad es llevado por un equipo de profesionales de salud de una Entidad Calificadora de Discapacidad, que considera un informe biomédico funcional, un informe social y de redes de apoyo y un informe de valoración del desempeño en comunidad, el que se aplica en base a un instrumento de evaluación estandarizado bajo una norma internacional. Se trata de revisar el grado de desarrollo y desempeño social que tiene la persona a partir de una discapacidad o impedimento, procurando su mayor autonomía posible respecto de terceras personas, lo que es importante reconocer en quien tenga una discapacidad ya que social y tradicionalmente se mira a las personas con discapacidad como enfermas o que tienen una situación que deben sufrir y de la cual deben intentar mejorarse para poder desempeñarse en comunidad y, mientras tanto, se las invalida en esa acción. Esta última visión que debemos dejar de lado para mirar a quien tiene esa condición como una persona titular de los mismos derechos que tiene todo ciudadano frente a la ley y a la sociedad.

Esperamos ser un apoyo en generar conciencia acerca del estatus de la discapacidad y de la consideración de las personas que tienen una discapacidad para ser tratadas desde su dignidad como ciudadanos y seres humanos validados como cualquier otro para desempeñarse socialmente.
 
Clínica Alemana

Fuente: Evelyn Miller Navarro.