Beneficios socioeconómicos de la lotería

Beneficios socioeconómicos de la lotería
Ya sea que hablemos de juegos de casino, bingos, loterías e incluso apuestas deportivas, los juegos de azar son un tema complejo en lo que se refiere a finanzas, economía y sus implicaciones sociales. Pero, aun así, en este sector se maneja una cantidad inmensa de dinero en todo el mundo a través de establecimientos físicos, casinos y sitios de apuestas en línea. Incluso, lo encontramos en formas más comunes como lotería en línea que han ganado popularidad en diferentes regiones.

Mucho se ha hablado de los juegos de azar y la lotería como una práctica nociva. No solo eso, se han convertido en un tema de discusión para diferentes profesionales de estudios sociales y económicos por la forma en la que pueden impactar, tanto positiva como negativamente, al individuo y tener ramificaciones a nivel comunitario.
Clínica Alemana Osorno
El principal argumento en contra de los juegos de lotería y juegos de azar es que no existe una racionalidad de inversión detrás de ellos. En cambio, suele haber una respuesta a partir de impulsos que pueden causar diferentes problemas financieros a cualquier nivel. Familias, empresas o comercios se han visto afectados por esta situación. Sin embargo, hay otra cara de la moneda.

El potencial socioeconómico de la lotería y los juegos de azar

La lotería y los juegos de azar producen beneficios socioeconómicos considerables. Esto es así en países y regiones que han creado regulaciones y normativas que dan pie para aprovechar estos beneficios. Hablamos de impuestos sobre empresas y organizadores privadas o beneficios directos al hablar de loterías estatales. Pero, todo parte de la legalización del juego y loterías en sus diferentes formas para poder dar origen a estos mecanismos. Incluso, evaluando este fenómeno en el ámbito nacional, se ha comprobado su crecimiento en los últimos años en nuevos formatos como el digital.

De hecho, la penalización del juego en diferentes países ha originado más problemas que soluciones. Tal situación ha llevado a establecimientos clandestinos a llevar a caso estas actividades. Ocurre por no existir ningún tipo de regulación. En este sentido, los apostadores, jugadores y usuarios en general son vulnerables ante diferentes situaciones.

Mientras países como España y otras regiones en las que el juego es legal, han tenido la posibilidad de recolectar sumas considerables de dinero para financiar al Estado por concepto de tributos, leyes fiscales y regulatorias del juego en general.

Las implicaciones de la lotería y juegos de azar en establecimientos clandestinos van mucho más allá de la seguridad de los jugadores y del inconveniente social que estos pueden generar a nivel nacional.

Representan un desperdicio del potencial económico que legalizar las actividades de esta industria supondría. Solo por citar un ejemplo, de acuerdo con la Conferencia Brasileña de Juego, se perciben grandes pérdidas por la falta de leyes. El Estado habría dejado de percibir casi 6 mil millones de dólares anuales al no regular la lotería en el territorio brasileño. Por razones como esta, hay iniciativas que impulsan una legalización total del juego en Brasil.

Cómo está la industria en la región

La situación del juego y de la lotería en cada país de Latinoamérica es diversa. Es un problema en lo que se refiere a su legalización para aprovechar los beneficios que la lotería y el juego ofrecen en términos socioeconómico. En general, es válido decir que incluso los países han dado un paso adelante en reconocer el potencial económico de la lotería. Las legislaciones y regulaciones no han sido capaces de adaptarse y crecer a la par de la industria, especialmente tomando en cuenta todo el terreno que casinos, apuestas deportivas, bingos y lotería en línea han ganado terreno en la región. Sin embargo, se proponen nuevos proyectos en el marco legal para atender estos vacíos.

Brasil no ha sido el único que ha propuesto iniciativas concretas; también encontramos otros ejemplo. A pesar de estas limitaciones, la industria no ha parado de crecer.

En países como Argentina, si bien no cuenta con leyes federales con respecto al juego, sí existen avances gracias a la autonomía de cada provincia. La Provincia de Buenos Aires ha empezado a otorgar licencias a establecimientos nacionales y extranjeros para operar dentro del territorio. Con ello ha aumentado la capacidad de recaudación durante el periodo fiscal.

Sobre el futuro

Evidentemente, aún falta mucho por recorrer para disfrutar de los beneficios reales de la lotería y los juegos. Al menos desde el punto de vista legal y tributario, se siguen estableciendo proyectos que permitan su práctica y que, al mismo tiempo, generen dividendos fiduciarios.

Es un hecho que el potencial existe. Solamente es necesario que las regulaciones se actualicen para crear un entorno atractivo a los operadores, seguro para los jugadores y rentable para el Estado.

Fuente: Y. Lobo