Ser Veterinario, el perfil de quienes eligen esta profesión

Ser Veterinario, el perfil de quienes eligen esta profesión
Lo primero que hay que decir acerca de quienes eligen dedicarse a esta actividad maravillosa, es que seguramente han tenido esta vocación instalada desde muy temprana edad. Tal vez no lo hayan descubierto hasta ahora, pero sin lugar a dudas, son personas que han nacido con una vocación de servicio y un amor por los animales indiscutido.

La carrera de Veterinaria, es apasionante y también de gran entrega. Es importante saber que los que se forman para transitar este camino de amor y servicio hacia los animales, deberán atravesar por las dos caras de la misma moneda. ¿A qué nos referimos?

Pues a que lo primero que pensamos cuando imaginamos los ámbitos de trabajo en los que se maneja un licenciado en Medicina Veterinaria, seguramente sean los más tiernos y vinculados al cuidado y la compañía de estos seres increíbles que comparten nuestra vida, pero no hay que dejar de tener en cuenta que quienes estudian esta carrera lo hacen para convertirse en profesionales de la salud, y por tanto deben tener el temple que se necesita para sortear los momentos más difíciles que esta profesión también tiene.

Seguramente no estemos diciendo nada nuevo, y quienes tengan la vocación de estudiar la carrera de Veterinaria, conocen de sobra ambas caras de la moneda que implica dedicarse a cualquier carrera vinculada con la medicina y la salud.

Nuevas formas de tratamiento en animales

Una de las cosas que más ansiedad produce en las nuevas generaciones de profesionales vinculadas a la salud, es la posibilidad de abrir nuevas puertas, de generar nuevos espacios para la investigación y de formar parte de los avances en materia de tratamientos en pos de buscar mejores experiencias para los pacientes, en este caso nuestras queridas mascotas.

Para los que buscan mejorar la calidad de vida de los animales y fomentar la investigación productiva de nuevos tratamientos y sembrar las semillas de lo que será la medicina del futuro, es muy interesante que los interesados, puedan entrar al sistema de salud y hacer su aporte constructivo hacia las nuevas corrientes dentro del ámbito de la medicina tradicional.

Ya no parece ser una novedad que muchos tratamientos que empiezan a probarse y a ser efectivos en seres humanos, puedan tener una línea de investigación similar en animales. Poder incorporar nuevas camadas y generaciones de especialistas en ciencias veterinarias, que continúen investigando y trabajando en esta dirección es fundamental para la modernización de los procedimientos médicos.

La cara menos agradable

Como dijimos, esta profesión que a simple vista parece ser la mas dulce y tierna y que esta vinculada al mundo de las mascotas, también tiene su parte dura y de entrega y, sobre todo en muchos casos, de toma de decisiones a veces incómodas y difíciles.

Pero los profesionales que se forman en esta especialidad tan noble, cuentan con un entrenamiento necesario, también enfocado en poder tomar las riendas en estas instancias en donde, no es lo mismo trabajar con seres humanos que con animales.

La cuota emocional que se pone en juego con cada paciente, muchas veces es muy alta. Los veterinarios no sólo se encariñan con sus pacientes, sino con sus dueños, y tomar decisiones terminales, es, lamentablemente, algo muy habitual para los médicos veterinarios. Algo muy difícil de sobrellevar si no se cuentan con los recursos necesarios.

Todo este entrenamiento y conocimiento, se adquiere de la mano de maestros que se dedican a formar personas empáticas, pero siguiendo los lineamientos científicos necesarios para ser profesionales de la salud éticos y responsables, sin perder su cuota de humanidad que es tan necesaria en este tipo de actividades sociales.

Porque ser veterinario

Desde ya que es una profesión apasionante, de entrega, de amor, de servicio, pero también de mucha responsabilidad. Saber que vas a aprender acerca de muchas especies, no sólo las tiernas mascotas que todos tenemos en casa, sino que habrá muchos más relacionado a todas las áreas que involucran la salud de los animales.

Fisiología, alimentación, anatomía, comportamiento, son todos aspectos necesarios para entender cómo trabajar con estas criaturas increíbles que pondrán a prueba constantemente la paciencia, la creatividad y la disciplina de quienes decidan entregarse a esta noble y apasionante carrera.

Fuente: Y. Lobo