Jóvenes construyen atrapanieblas para combatir la sequía

Voluntarios INJUV
Con una gran recepción por parte de los vecinos de la localidad de Puaucho, en la comuna de San Juan de la Costa, este fin de semana voluntarios de la universidad Santo Tomás Puerto Montt realizaron trabajos relacionados a generar conciencia medioambiental. Para ello, construyeron atrapanieblas, que tienen como fin que los beneficiarios puedan recolectar agua de manera sustentable para sus huertas y animales.

Para el director regional de INJUV, Rodrigo Aguayo, el voluntariado es una parte importante del crecimiento de los jóvenes en su área social: “Estas iniciativas de voluntariado hacen que los jóvenes realicen actividades al aire libre y, además, tengan instancias donde se relacionan con personas con sus mismos intereses; lo importante de nuestro programa de Voluntariado es que podemos llegar a la gente con jóvenes en distintas partes de la región, mientras ellos conocen distintas realidades. Además, logran identificar las necesidades que las personas tienen y si el trabajo va en beneficio de esas necesidades, creo que el trabajo se está haciendo bien”.

Clínica Alemana Osorno

En esta ocasión se reunieron más de 10 jóvenes voluntarios de la casa de estudios para ayudar a los vecinos. Una de las participantes fue Jael Roa, estudiante de Nutrición y Dietética, que comentó que la experiencia que viven les sirve tanto para crecer personalmente, como es también una ayuda a la comunidad: “Participo de los voluntariados generados por INJUV y Santo Tomás, principalmente porque es una experiencia que nos sirve como personas; al ayudar a la gente con este sistema, ellos pueden abastecerse de agua para sus huertas y animales domésticos”, comentó.

Durante la jornada, los jóvenes, junto al equipo de INJUV Los Lagos, el profesor a cargo y la tallerista, se dividieron en tres hogares para realizar los atrapanieblas, donde con trabajo en equipo pudieron finalizar la iniciativa de manera positiva, dejando a los beneficiarios felices con sus atrapanieblas. Don José, uno de los beneficiarios y vecino de Puaucho, se mostró muy agradecido de los voluntarios ya que “Esto me ayudará a juntar agüita para mi huertita y las gallinas, que toman harta agua. Acá hay harta sequía, hay medieros que ya no tienen con qué regar”.
Voluntarios INJUV
Fuente: Daniela Neumann Drummond.