Comunidades williche y pescadores artesanales inician trabajo en San Juan de la Costa

Comunidades williche y pescadores artesanales realizan trabajo conjunto con miras a administrar Caleta de Bahía Mansa.

En un acuerdo calificado como histórico, comunidades mapuche y organizaciones de la pesca artesanal de San Juan de la Costa comprometieron un trabajo conjunto para elaborar un plan de administración para la Caleta de Bahía Mansa, siendo el primer paso para ello su desafección del Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios (ECMPO).

Actualmente, el terreno donde se emplazan el muelle y recintos afines se encuentra incluido dentro de las cinco millas marinas otorgadas a las comunidades indígenas Mapulafquen y Ancapan, en el marco de la Ley Lafquenche, proceso que espera ser aprobado en el corto plazo por la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUB).

Ello provoca que proyectos y planes de mejoramiento para el puerto se vean entrampados, por lo que tras varias conversaciones con dirigentes de pesca artesanal, los mapuche williche decidieron excluir los terrenos en cuestión de su solicitud a la CRUB, con el fin de trabajar conjuntamente en un plan de administración de la caleta, según explicó Doris del Río, representante de la comunidad Mapulafquen.

El acuerdo se protocolizó luego de un “Efku”, ceremonia tradicional williche, donde estuvieron representantes de las comunidades y organizaciones involucradas, firmándose además la desafección de los terrenos en cuestión, ante representantes del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura.

Marcelo Guzmán, presidente de la Mesa de Trabajo del Puerto de Bahía Mansa, destacó que el acuerdo logra cerrar un tiempo complejo de discusión y abre una serie de posibilidades para toda la comumunidad del litoral de San Juan de la Costa.

Raúl Ancapán, presidente de la Comunidad Indígena Ancapan, calificó como histórico el acuerdo, pues permite nuevas proyecciones para Bahía Mansa y el litoral de San Juan de la Costa, no sólo en materia de pesca, sino también turística, entre otras.

Eso sí, el acuerdo de trabajo conjunto busca ir más allá de la caleta de Bahía Mansa, eso es el primer paso, precisó. Con la alianza, los pescadores sumarán su fuerza a la demanda de ampliación del Espacio Costero Marino de Pueblos Originarios, pasando de las actuales 5 millas marinas a 12.

En tanto, desde Sernapesca se explicó que ahora el espacio desafectado en Bahía Mansa queda bajo su tuición, esperándose un pronto llamado de la denominada “Ley Caleta”, que permite que la administración de este tipo de centros portuarios pueda ser ejecutadas por organizaciones o comunidades.


Fuente: Comunicado Mapulafquen Ancapan
Clínica Alemana Osorno