Aumentan en 25% detenidos por manejo en estado de ebriedad en 2021

Detenido por manejar en estado de ebriedad
En lo que va del año, la policía uniformada ha detectado a cerca de 2 mil 500 personas conduciendo, habiendo consumido alcohol o drogas.

En un 25% han aumentado durante este año los detenidos, por parte de Carabineros, conduciendo vehículos en estado de ebriedad, en las diferentes rutas de la región de Los Lagos, en comparación al año 2020.

Según las cifras de la policía uniformada, en lo que va corrido de este año, han sido sorprendidas manejando en estado de ebriedad, un total de 2 mil 468 personas, en comparación a las mil 968, detenidas a la misma fecha del año 2020. La variación representa un aumento del 25%.

Al respecto, el capitán Sebastián Muñoz, de la SIAT recordó que “el consumo de alcohol muchas veces está presente en accidentes de tránsito de gravedad, especialmente en fiestas de fin de año, con lamentables consecuencias e incluso la muerte de personas. Carabineros va a estar fiscalizando durante todo este periodo, por lo que le insistimos a la comunidad no conducir si va a beber”.

Carabineros está desarrollando la campaña “La Otra Pandemia”, que tiene por objetivo concientizar a las personas sobre la necesidad de respetar las normas del tránsito, especialmente en estas fiestas de fin de año.

En este sentido, la directora regional de Senda Los Lagos, Andrea Castillo, adelantó que “estaremos junto a Carabineros reforzando los operativos Tolerancia Cero, realizando controles de alcotest y narcotest, para sacar de circulación a aquellos conductores que están bajo la influencia del alcohol y otras drogas. Reiteramos el llamado a evitar las malas decisiones al volante, ya que pueden traducirse en daños emocionales y físicos que nos impactarán para toda la vida, queremos que en estas fiestas de fin de año te cuides y cuides a los demás”.

Durante este año, han sido detenidas 95 personas por conducir en estado de ebriedad, causando lesiones menos graves, graves o graves-gravísimas; mientras que en otros 10 accidentes, la consecuencia ha sido la muerte de personas.

La ley de tránsito establece una escala que se aplica a las personas que han consumido alcohol y que conducen un vehículo motorizado. De esta forma, se considera bajo la influencia del alcohol, cuando el resultado de la alcoholemia o examen respiratorio arroja un nivel de entre 0.3 y 0.8 gramos por mil de alcohol en la sangre.

A su vez, se considera que una persona conduce en estado de ebriedad, cuando la alcoholemia o examen respiratorio arroja una dosificación igual o superior a 0,8 gramos por mil de alcohol en la sangre o en el organismo.

Las penas que arriesgan las personas que son sorprendidas manejando bajo la influencia del alcohol son de una multa de 1 a 5 UTM y la suspensión de la licencia de conducir por 3 meses; mientras que hacerlo en estado de ebriedad, implica una pena que va entre los 61 a los 340 días, una multa de dos a 10 UTM, además de la suspensión de la licencia para conducir por un periodo de 2 años. Si es sorprendido una segunda vez, la suspensión aumenta a 5 años.

Sin embargo, estas penas pueden aumentar significativamente, de haber otras consecuencias, como personas lesionadas o fallecidas.

Fuente: Comunicaciones Carabineros.

Clínica Alemana Osorno