馃懃Una ley importante: no existe la prostituci贸n infantil

Una ley importante: no existe la prostituci贸n infantil
Por Carlos V枚hringer, jefe t茅cnico del Hogar de Cristo

Este jueves 9 de diciembre la Comisi贸n de Constituci贸n de la C谩mara de Diputados despach贸 el proyecto de ley que tipifica los delitos asociados a la explotaci贸n sexual comercial en contra de ni帽as, ni帽os y adolescentes.

Puede sonar a leguleyada, pero no lo es. Tiene una trascendencia gigantesca para quienes trabajamos con ni帽os, ni帽as y adolescentes vulnerados y vulnerables, en particular para los que conocemos del acoso de verdaderas bandas de depredadores sexuales que rondan las residencias de protecci贸n de ni帽as bajo el cuidado del Estado. Un acoso que hasta ahora a nadie parec铆a importarle demasiado: ni a las polic铆as, ni al personal de salud, ni a las autoridades, ni a los jueces. Y generaba, en el mejor de los casos, investigaciones descoordinadas y, por lo mismo, infructuosas.

Este cambio significa que si el proyecto al que se le otorg贸 suma urgencia avanza, pasa al Senado, es aprobado y se convierte en ley, dejaremos de hablar err贸neamente de “prostituci贸n infantil”, porque supone que una persona menor de edad vende su cuerpo de manera premeditada y consciente a un adulto. Desde el punto de vista de la investigaci贸n y sanci贸n del fen贸meno, existen importantes limitaciones en la capacidad del Estado para investigar, perseguir penalmente y sancionar estas conductas. La nueva tipificaci贸n de la explotaci贸n sexual infantil y adolescente como un delito en s铆 mismo, dejando atr谩s a帽ejas concepciones como prostituci贸n infantil o facilitaci贸n para la prostituci贸n, las que invisibilizan la problem谩tica y la asimilan al comercio sexual adulto.

Todos sabemos la capacidad de seducci贸n y el poder que ejerce un explotador sobre una ni帽a o adolescente que ha padecido abusos y violencia sexual desde peque帽a. C贸mo capitaliza el abandono y la orfandad emocional en que ha vivido durante toda su vida. La explotaci贸n sexual comercial de ni帽as, ni帽os y adolescentes constituye una forma de coerci贸n y de violencia que puede equipararse al trabajo forzoso y a una forma contempor谩nea de esclavitud, as铆 la definen los organismos especializados. La forma de acercamiento tradicional conocida como grooming o seducci贸n entre intermediario/a y v铆ctima es sutil: no involucra la realizaci贸n de actividad sexual sino la entrega de regalos o bienes de parte del explotador para ganarse la confianza de su presa.

Decir que esa v铆ctima, vulnerable hasta lo indecible, participa del delito de prostituci贸n infantil es un error jur铆dico y moral y debe ser corregido, y obligarnos a una evoluci贸n cultural que nos haga condenar sin vacilaciones este tipo de crimen. Crimen doblemente dram谩tico, porque las m谩s de las veces las v铆ctimas no se perciben como tales y establecen una dependencia afectiva de su explotador.

Hogar de Cristo lleva a帽os denunciando esta indolencia social y durante el primer semestre de este a帽o presentamos la contundente investigaci贸n “Ser Ni帽a en una Residencia de Protecci贸n”, donde queda patente que ser mujer, menor de edad, pobre, al cuidado del Estado y estar vulnerada en los derechos, es una suma de desventajas, que se conoce como interseccionalidad, concepto fundamental para comprender la magnitud de la discriminaci贸n y desigualdad que afecta a esta poblaci贸n. Para proteger y cuidar a las ni帽as y adolescentes m谩s desventajadas de Chile –y a los ni帽os tambi茅n, si bien padecen en menor proporci贸n este delito–, todos debemos coincidir en que la explotaci贸n sexual comercial de menores de edad es un crimen y no podemos seguir refiri茅ndonos a 茅l como “prostituci贸n infantil”. Apuremos esta ley que pone las cosas en su lugar y de la cual como fundaci贸n nos consideramos parte activa y consciente.

Fuente: mconcha@hogardecristo.cl

Cl铆nica Alemana Osorno