¿Conoces el Síndrome Genitourinario de la Menopausia?

Síndrome Genitourinario de la Menopausia
El SGU es una condición crónica progresiva del aparato genitourinario que padecen entre el 50% y 70% de las mujeres postmenopáusicas.

No es una enfermedad, pero puede manifestarse con síntomas que afectan la calidad de vida. Es una etapa normal de la vida, pero sigue siendo un tema tabú del que nos cuesta hablar. Bochornos y sudores nocturnos, en ocasiones acompañados por cambios de humor, irritabilidad y dificultad para concentrarse, es parte de lo que experimentan las mujeres al llegar a la menopausia, definida como el fin de la etapa fértil como consecuencia del envejecimiento natural de los ovarios y del término de su función reproductora y hormonal.

En el Mes de la Mujer, es importante fomentar instancias para hablar de ella, de sus síntomas y cómo tratarlos, ya que hacerlo puede contribuir a mejorar la vida de un grupo relevante de la población. Sobre todo, considerando que las proyecciones muestran que para el año 2050 las personas mayores de 65 años abarcarán el 25% de los habitantes de Chile, por lo que el número de mujeres que enfrentarán la menopausia crecerá exponencialmente.

¿Qué hay más allá de los bochornos?

Lo fundamental es recalcar que, si bien, no es una enfermedad; la menopausia se manifiesta de diferentes formas e intensidades. Los más comunes incluyen bochornos (sofocos o calores) y sudores nocturnos; en ocasiones acompañados por cambios de humor, irritabilidad y dificultad para concentrarse.

Sin embargo, existen otros síntomas asociados principalmente a la postmenopausia, la etapa posterior al fin de la menstruación, de los que se tiene poco conocimiento. ¿Has escuchado del Síndrome Genitourinario de la Menopausia, conocido como SGU? Se trata de una condición crónico - progresiva que afecta el aparato genitourinario de la mujer.

Esta combina los cuadros clínicos de la atrofia vulvovaginal, que consiste en el adelgazamiento, resequedad e inflamación de las paredes vaginales producto del descenso de estrógeno; con síntomas urinarios, como sensación de ardor, irritación y escozor en la zona genital interna; sequedad, falta de lubricación y dolor durante las relaciones sexuales; junto con síntomas urinarios como infecciones frecuentes, necesidad imperiosa de orinar o dolor al hacerlo.

Dentro de los cambios fisiológicos destacan signos como sequedad de la mucosa, pérdida de pliegues, palidez y fragilidad de la mucosa, además de pequeños puntos rojos por ruptura de los vasos sanguíneos.


¿Cómo tratar el SGU?

El Síndrome Genitourinario de la Menopausia es muy frecuente, afectando entre el 50% y el 70% de mujeres postmenopáusicas en el mundo. En Chile se encuentra sub-tratado y sub-diagnosticado, ya que solo un 2,5% de quienes lo padecen se encuentran recibiendo un tratamiento adecuado.
Margot Acuña San Martín
“No se habla lo necesario de la menopausia y muchas veces se generaliza, pero todas viven este período de forma distinta en cuanto a intensidad y frecuencia de los síntomas. Es importante que la paciente conteste la Escala de Calidad de Vida de la Menopausia (MRS), pues esta herramienta permite orientar de manera integral el mejor manejo, dependiendo de cada caso”, explica Margot Acuña San Martín, Gineco-Obstetra del Hospital Hernán Henríquez Aravena.

La especialista, también directora del Departamento Obstetricia y Ginecología de la UFRO y de la Sociedad Chilena de Climaterio, detalla que dentro de las herramientas terapéuticas destacan intervenciones para lograr estilos de vida saludable; tratamientos hormonales sistémicos, que a largo plazo disminuyen el riesgo de enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular y osteoporosis y, a mediano plazo, influyen fuertemente en el tratamiento del SGU.
“Habitualmente este síndrome, además, requiere de una terapia hormonal local con estrógenos, altamente efectiva de acuerdo con la evidencia científica. Para todas estas alternativas es imprescindible la evaluación adecuada de un ginecólogo, con exámenes pertinentes, y considerar las preferencias de cada persona”, agrega Acuña.

El objetivo es mejorar la calidad de vida de las pacientes, por eso el llamado es a consultar, conversar del tema y ver que esta etapa puede ser el mejor período de la vida de la mujer si se conduce en forma adecuada.
 
Para más información visita: https://conocetemujer.cl/


Fuente: suulazo@gmail.com

Clínica Alemana Osorno