¿Cuándo y cómo renovar mis neumáticos?

¿Cuándo y cómo renovar mis neumáticos?
Los automóviles precisan tener mucha información presente porque son un vehículo muy complejo. Saber más sobre ellos y cada una de sus partes puede prevenir accidentes, ahorrar dinero y tiempo.

Por eso, veremos cuándo debemos renovar un neumático y qué características hay que tener en cuenta.

La pregunta de cuántos kilómetros resisten unos neumáticos en condiciones perfectas, sin posibilidad de que generen accidentes, es muy difícil de responder. Existen diferentes variables a tener en cuenta, y siempre tener un mecánico de confianza será de gran valor. Sin embargo, aquí habrá algunos puntos que serán un buen punto de partida para dejar de depender de aquel.

Para elegir el neumático indicado, deberemos considerar el tipo de conducción, el clima, el ambiente y la calidad.

Sin duda el factor principal a tener en cuenta es la calidad de los neumáticos, y de forma inherente el precio. Habitualmente un neumático barato tiene una durabilidad hasta tres veces menor a uno de gama inferior.

¿Cuál es la vida útil de un neumático?

Cuánto tiempo pueden durar los neumáticos es una pregunta recurrente y perfectamente válida entre conductores novatos. El surgimiento de esa duda ya muestra que habrá un nuevo gran automovilista en poco tiempo. Un neumático tiene vida útil cuando no sufre desgaste, es decir el tiempo y los kilómetros que recorre sin llegar al límite legal de los 1,6 mm de profundidad de dibujo.

Como regla general, unos neumáticos tienen una vida útil de entre 40.000/50.000 Km si son de buena calidad. Unos neumáticos de una peor gama suelen tener una duración de aproximadamente 10.000 Km.

Todo conductor debe saber que el 20% de los accidentes de tráfico se deben al mal estado de los neumáticos. Estas son algunas medidas de seguridad.

Medidas de seguridad

Existen algunas medidas de seguridad que ayudarán a evitar accidentes de tránsito, por lo que es de suma importancia, incluso de vida o muerte, que prestes atención. y, además de que deberán tener la misma categoría de uso (nieve, tierra)

Marca

Las cubiertas que compartan eje deberán tener neumáticos de la misma marca

Medida

Los neumáticos deberán ser todos de la misma medida. Los neumáticos 205-55-r16, por ejemplo, tienen una anchura del perfil de 205, una altura de 55 y un diámetro de 16 pulgadas. Es una de las más comunes porque puede encontrarse en vehículos urbanos, monovolúmenes, compactos, deportivos, camionetas o de colección.

Categoría de uso

La categoría de uso debería ser la misma en todos los neumáticos y deberá ser la indicada: tierra, nieve.

Estructura diagonal o radial

La carcasa de un neumático diagonal está constituida de capas de lonas de cables dispuestas en diagonal. Las capas se apilan de manera que crean un patrón entrecruzado. La estructura es uniforme por todas partes. La cima y los flancos del neumático poseen propiedades mecánicas similares.

En el diseño radial, las capas de cables están orientadas radialmente, hacia el centro del neumático. Además, la cima está hecha de capas que conforman un cinturón. Como resultado, los flancos y la cima presentan características específicas.

Índices de velocidad y carga

Los índices de velocidad y carga del neumático de un auto siempre debe ser igual o superior a los que el fabricante recomienda, e iguales entre las cubiertas del mismo vehículo.

Desgaste

El desgaste de la banda de rodadura no puede ser mayor a 1,6 mm. Hay diferentes tipos de desgaste sobre los cuales prestar atención.

El normal aparece cuando la goma se desgasta de forma regular, en toda su anchura y en el contorno.

El desgaste asimétrico puede estar relacionado con una alineación incorrecta de las ruedas.

El desgaste circular se manifiesta mediante una mayor altura de la banda de rodadura en el centro que en los hombros.

El desgaste central tiene lugar cuando viajamos con una presión demasiado alta en las ruedas porque la zona de contacto está limitada a la parte central

El desgaste de la banda de rodadura puede ser provocado por un frenazo brusco.

El desgaste en forma de dientes de sierra se vuelve visible y perceptible al tacto y es un fenómeno en principio inevitable.

¿Cuándo y cómo renovar mis neumáticos?

La presión

La presión del neumático es muy importante por varios motivos. Llevar la presión de inflado de los neumáticos baja provoca que el neumático se deforme más de lo habitual, pudiendo perder adherencia y por tanto pérdida de control del vehículo, poniendo en peligro la seguridad en la conducción y un aumento considerable del consumo de combustible.

Además, conducir con la presión de inflado por debajo de la recomendada por el fabricante, provocará que el neumático se caliente en exceso y lo desgaste más rápido. Así, se corre peligro de que se separe el talón del neumático de la pestaña de la llanta o incluso de sufrir aquaplaning. Por el contrario, una presión superior a la que el fabricante recomienda provoca que la cubierta pierda superficie de contacto con el suelo, lo que acarrearía una menor amortiguación ante cualquier relieve y peor adherencia al pavimento. Mayor desgaste en la parte central.

Neumáticos de verano, de invierno y "all seasons"

Los neumáticos pueden clasificarse según la estación climatológica para la cual están preparados. Los de verano, aunque pueden utilizarse durante todo el año, su diseño y características constructivas están pensadas para rodar en época de verano y de calor: la goma está optimizada para incrementar la adherencia en asfaltos con altas temperaturas, reducir la resistencia a la rodadura y permitir una conducción más suave y precisa en épocas sin nieve.

Los de invierno se utilizan como alternativa para las cadenas en zonas de nieve o hielo. Son más fáciles de utilizar. Los neumáticos de invierno cuentan con unos compuestos especiales y unas láminas incrustadas en la banda de rodadura que no sólo lo hacen perfecto para rodar en terrenos nevados, sino también funcionan mejor que ninguno sobre mojado y cuando la temperatura exterior es menos a los 7 grados.

Los “all season” tienen buenos rendimientos en las dos estaciones, pero nunca será tan bueno como un neumático de verano en verano y un neumático de invierno en invierno. Utilizados prudentemente, pueden servir perfectamente.

Prevenir para no sanar

Revisa periódicamente tu vehículo y no dudes en invertir en seguridad preparándote para cambiar tus neumáticos antes de que éstos pidan auxilio.

Fuente: Agencia MI

Clínica Alemana Osorno