En el Día contra la Tuberculosis refuerzan la importancia de su pesquisa oportuna

En el Día contra la Tuberculosis refuerzan la importancia de su pesquisa oportuna
Servicio de Salud Osorno capacita a centros asistenciales en nueva norma para el control y eliminación de esta enfermedad.

Este 24 de marzo se conmemora el Día Mundial contra la Tuberculosis (TBC), fecha en que desde la Red del Servicio de Salud Osorno (SSO) refuerzan la importancia de la pesquisa oportuna de esta enfermedad, la que -cabe recordar- es una infección contagiosa que afecta principalmente a los pulmones.

En ese contexto, referentes locales del Programa Nacional para el Control y Eliminación de la Tuberculosis (PROCET), han estado realizando capacitaciones a los equipos de los diferentes centros asistenciales de la provincia, sobre la nueva norma técnica ministerial en torno a la TBC.

Esta norma actualizada busca entregar una mejor atención de los pacientes y, a largo plazo, erradicar la enfermedad. Las principales actualizaciones apuntan a reforzar la prevención, pesquisa y un abordaje integral de las personas en tratamiento.

Considerando el contexto de pandemia del Covid-19, que ha significado re-direccionar recursos, se busca reactivar el PROCET a nivel de las redes asistenciales, atendiendo a los cambios epidemiológicos, esquemas de tratamiento, estudio de contacto, y sobre todo, reforzar el llamado a la pesquisa mediante toma de exámenes.

Para ello, a nivel local se han adquirido insumos y equipos de última generación en el Laboratorio del Hospital Base San José de Osorno, con el objetivo de disminuir el tiempo de espera del diagnóstico y con ello, el inicio del tratamiento.

Cabe mencionar que la tuberculosis se transmite a través de la inhalación de gotitas y sus síntomas más comunes son tos (más de dos semanas con expectoración), dolor torácico, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudoración nocturna. Según estudios, alrededor de un 30% de la población está infectada, pero solo un 10% manifestará la enfermedad a lo largo de su vida.

Aunque el riesgo de enfermar es multifactorial y en Chile existe la vacuna contra la TBC (que se administra a los recién nacidos), determinados grupos como adultos mayores, diabéticos o migrantes, pueden ser especialmente vulnerables. Y si bien la tasa de mortalidad a nivel local es baja, en 2021 se presentó un leve aumento en comparación al año 2020.

Al respecto, la enfermera y referente de Tuberculosis del Departamento de Atención Primaria del SSO, Claudia Aguilef, indica que 
“Si bien en la provincia tenemos excelentes índices de vacunación, nuestros equipos trabajan en efectivas actividades para estudiar a los contactos y mantener a los usuarios con buena adherencia al tratamiento, la pesquisa es actualmente baja, lo que puede derivar en diagnósticos tardíos y con ello mayor riesgo de complicación”.


Fuente: ssocomunicaciones@gmail.com

Clínica Alemana Osorno