Osorno vivió la temperatura más baja del año: 3,9 °C bajo cero

Cristian Moscoso
Especialista del instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), que está evaluando los efectos del cambio climático en las praderas, entregó recomendaciones a los productores ganaderos para enfrentar las heladas.

La temperatura mínima de este martes 31 de mayo fue de 3,9 °C bajo cero en la Estación Meteorológica de INIA Remehue, en Osorno, la más baja en lo que va del año. Con ésta se han registrado 10 heladas en el mes de mayo, superando en 6 el promedio histórico de heladas para este mes que es de 4.

Cristian Moscoso, investigador de INIA Remehue, especialista en forrajeras, explicó que el Instituto de Investigaciones Agropecuarias tiene una amplia red agrometeorológica, en la que los usuarios pueden observar parámetros como temperatura, precipitaciones y radiación, en tiempo real. “Es fácilmente accesible a través del sitio web www.inia.cl y gracias a ello podemos cuantificar las heladas que estamos teniendo, como también las temperaturas que se están observando”, indicó el profesional de INIA.

Ante las bajas temperaturas que se están presentando en buena parte del país y en particular en el sur de Chile, Moscoso dio algunas recomendaciones a los productores ganaderos como “no ingresar con animales al potrero hasta que la escarcha y el hielo hayan desaparecido; dar forraje tosco a los animales y alimentarlos con forraje conservado que tuvo que haber sido preparado en la primavera anterior”.

Añadió que para apoyar las decisiones de los agricultores, el INIA también está evaluando los efectos del cambio climático y los posibles aumentos de temperatura que se pronostican.

“Con las estaciones meteorológicas de INIA estamos evaluando distintos parámetros climáticos y adicionalmente, para determinar los posibles efectos del cambio climático sobre las praderas, hemos desarrollado un ensayo con cámaras especiales que permiten alcanzar temperaturas 2 o 3 grados Celsius más altas que la temperatura ambiental. Con esta investigación tendremos resultados con mucha antelación sobre los posibles efectos del alza de temperaturas sobre las praderas para desarrollar tecnología y criterios de pastoreo más adecuados para los agricultores”, indicó Moscoso.

Natalie Urrutia, Directora Regional de INIA Remehue, sostuvo que 
“De esta forma el INIA no sólo está aportando recomendaciones para la situación actual del sector agroalimentario, sino que está permanentemente adelantándose y ya ha identificado especies forrajeras y también ha desarrollado variedades de papa y cereales que hoy pueden aportar a la soberanía alimentaria y que están adaptadas a fenómenos como el cambio climático y la escasez hídrica”.

Acerca del INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación, desarrollo e innovación agroalimentaria de Chile. Vinculada al Ministerio de Agricultura, cuenta con presencia nacional y un equipo de trabajo de más de 1.000 personas altamente calificadas. Ejecuta al año un promedio de 400 proyectos en torno a 5 áreas estratégicas: Cambio Climático, Sustentabilidad, Alimentos del Futuro, Tecnologías Emergentes, y Extensión y Formación de Capacidades. Estas iniciativas contribuyen al desarrollo agroalimentario sostenible del país, creando valor y proponiendo soluciones innovadoras a los agricultores, socios estratégicos y la sociedad, generando una rentabilidad social que varía entre 15% y 25%, por cada peso invertido en cada uno de sus proyectos.
 
INIA, más de 55 años liderando el desarrollo agroalimentario sostenible de Chile. www.inia.cl – Facebook: /INIAChile – Instagram: @iniachile – Twitter: @iniachile – YouTube: INIA – LinkedIn: /inia-chile


Fuente: Luis Opazo Ruiz - lopazo@inia.cl

Clínica Alemana Osorno