Cuatro casinos chilenos se unen en lucha judicial

Cuatro casinos chilenos se unen en lucha judicial
Pese a que la situación del modelo de casino online en Chile sigue en duda, sin alguna novedad de cuándo el gobierno hará una nueva legislación para que las apuestas en línea dejen de estar en la zona gris, cuatro casinos chilenos emprendieron acción legal en contra de sitios de apuestas extranjeros.

Marina del Sol, Marina del Sol de Chillán, Latin Gaming Calama y Latin Gaming Osorno se unieron a la querella en contra de sitios extranjeros por “explotación y operación ilegal de juegos de azar” en contra del sitio Coolbet, según ha reportado el diario nacional “El Mercurio”.

Debemos mencionar que el casino Dreams, el gigante de los juegos de azar, que ya tiene una denuncia en contra de Betsson, se sumó a la querella contra Coolbet.

“En la página de la empresa, es posible advertir que se ofrece al público chileno en general apuestas deportivas, casino, live casino y deportes virtuales. En definitiva, se ha construido una verdadera plataforma de casino online, sin contar con las autorizaciones correspondientes de parte de la entidad reguladora competente en esta materia”, señalaron
“De su página web es posible constatar que Coolbet es auspiciador oficial además de Colo Colo, del club Deportes Quillón de la VIII Región, y además se promociona en Chile con figuras públicas como el exfutbolista Rodrigo Kalule Meléndez”, añadieron.

Según los denunciantes, estos casinos online “ilegales” ofrecen apuestas deportivas (principalmente para el deporte del fútbol) y, además, puedes llevar a cabo apuestas con dinero en juegos de azar. Estos sitios funcionan igual que un casino en físico, pero desde la comodidad del hogar, puedes encontrar juegos como: slots o tragamonedas, bingo, ruleta y juegos de cartas como blackjack y póker.

La acusación formal señala a casinos internacionales como Betway, Rojabet, Betano, Mi Casino, Jackpotcity y Apostar en línea. Este texto legal ya fue declarado admisible por el 7º Juzgado de Garantía de Santiago.

Los denunciantes mencionan que se sienten perjudicados ya que estos casinos online operan fuera de la legislación, haciendo que se encuentren en un zona gris de la ley.
“La Fiscalía ya instruyó la diligencia para allanar las dependencias de la ANFP”, señaló el abogado de Dreams, Vinko Fodich, y agregó: “La diligencia, que se debería concretar en las próximas semanas, permitirá a la PDI buscar documentación que acredite los vínculos que tienen las plataformas de juego online con el fútbol chileno, y con los distintos clubes deportivos del país, por ejemplo, los contratos comerciales. El riesgo para instituciones como la ANFP y clubes deportivos es que a partir de esos contratos que tienen suscritos, se vean involucrados en delitos de lavado de activos”.

De acuerdo con el abogado Alejandro Espinoza, quien presentó la denuncia, “la idea es que se sancione criminalmente a los dueños de estos casinos virtuales, apuntando además a quienes los promueven y publiciten”. También, el pasado 29 de junio, el diputado Marco Antonio Sulantay presentó un proyecto de ley el cual prohibirá la publicidad de casas apuestas en los partidos de fútbol.

El legislador Sulantay acusó a estos sitios en línea de no pagar impuestos y funcionar en paraísos fiscales. “Se desconoce quiénes son los propietarios de estas casas de apuestas, por lo que uno podría inferir que existe un blanqueamiento de activos”, mencionó el político.
“En los últimos años, hemos visto cómo centenares de estas plataformas se han apoderado de eventos deportivos a través de la publicidad en estáticos y patrocinando especialmente equipos de fútbol, lo que se puede transformar en un grave problema, como la participación de menores de edad en apuestas deportivas”, agregó Sulantay.

Actualmente sigue en duda en que si harán o no alguna legislación para tener de manera legal el sistema de casino online en Chile, lo cual muchos fanáticos del juego esperan con ansias y del cual el gobierno chileno puede aprovechar hasta el 30% en la recaudación de impuestos.

Fuente: Y. Lobo - MI

Siguiente Anterior