Desde una mediagua a Kame: la fintech chilena de 30 millones de dólares

Manuel Concha y Víctor Jiménez empezaron desde abajo, en una casa forrada con cartón y con piso de tierra. Hoy cuentan con una cartera de más de 7.000 pymes chilenas como clientes, que confían en su ERP para gestionar sus recursos. Ahora van por Latinoamérica.

Manuel y Víctor nacieron en una casa forrada con cartón y con piso de tierra. Sus madres eran asesoras del hogar, por lo que tuvieron que trabajar desde niños para pagarse el colegio, después el pregrado y posteriormente el posgrado. No son hermanos, sino socios, el primero de apellido Concha y el segundo, Jiménez, y son los cofundadores de Kame, el ERP más ascendente del país.

“Luego de años de conocernos, nos dimos cuenta de que habíamos vivido varias cosas similares”, cuenta “Manu”. “El esfuerzo, la meritocracia y saber cuánto cuestan las cosas, son circunstancias de la vida que sin saberlo, nos han unido”, complementa.

No sólo los unen sus historias personales, sino también profesionales. Ambos iniciaron sus carreras siendo contadores externos, haciendo asesorías contables, financieras y tributarias. Insertos en esta área, notaron que las pymes no estaban siendo atendidas correctamente por los softwares existentes, con valores inalcanzables, implementaciones en varios meses y soportes burocráticos pensados para grandes empresas.

“Buscando la diferenciación, decidimos decirles a los clientes: ‘Nosotros vamos a llevar la contabilidad en tu software, independiente de cuál sea”, recuerda Víctor. “Pensando en la simpleza y en la facilidad para el usuario, se creó Kame”, agrega este fanático de Dragon Ball Z y del “Kame Hame Ha”, técnica de combate ficticia de esta serie de anime japonesa que le dio el nombre a la compañía.

Hoy, por apenas 12 UF anuales, una empresa puede gestionar sus recursos desde cualquier lugar con el celular. Basta un click para “hacerlo simple”, frase que representa fielmente el ADN de esta sociedad.

Actualmente, gracias a un equipo con las competencias necesarias y, lo más importante, excelentes personas, esta fintech tiene una cartera de más de 7.000 pymes, ya vale alrededor de 30 millones de dólares y ha iniciado su internacionalización, con Perú como primer destino. No les pidan límites a estos dos amigos que empezaron desde abajo y que ahora están arriba en este rubro.

“Kame ERP se va expandir a varios países de Latinoamérica”, avisan. “Esperamos tener un éxito similar al que hemos tenido en Chile”, rematan. De una mediagua para el mundo.

Fuente: Juan Ignacio Gardella juanignacio.gardella@bmr.cl

Siguiente Anterior