Jóvenes recorren las comunas visitando a adultos mayores

Un equipo de jóvenes profesionales de las Instituciones Santo Tomás recorre cada semana la totalidad de las comunas de la provincia de Osorno. En los primeros meses de gestión, ya suman 2.125 prestaciones de salud a un centenar de adultos mayores vulnerables de la región de Los Lagos.

La adultez mayor es un concepto que en las últimas dos décadas se ha hecho un espacio importante en las conversaciones sociales y en las políticas públicas de nuestro país. Y es que la curva etaria de Chile ya presentaba esta tendencia a mediados de los años setenta. Y siguió avanzando sin que las instituciones -públicas y privadas- pusieran un acento especial en construir un plan estratégico, que nos encontrara en un mejor pie para asegurar la vida digna y placentera de quienes aportaron su esfuerzo y trabajo para levantar el país que hoy tenemos.

La alianza estratégica entre las Instituciones IP-CFT y Universidad Santo Tomás Osorno y Puerto Montt, el Gobierno Regional de Los Lagos y el Servicio Nacional del Adulto Mayor, viene a materializarse en un proyecto regional denominado “Visitas Domiciliarias a Adultos Mayores Vulnerables”, en un año particularmente complejo para las familias chilenas. La crisis económica ha golpeado fuerte los bolsillos y pensiones de quienes ya cumplieron su ciclo laboral. Es que la vida de muchos adultos mayores es una realidad poco reconocida en las familias, por ejemplo, de Río Negro.

Mediodía en la Plaza de Rio Negro, y el equipo de terreno de Instituciones Santo Tomas se apresta a iniciar sus visitas a adultos mayores que viven en el sector rural de la comuna. Son 5 jóvenes cuyo denominador común es haber egresado de la propia Casa de Estudios Superiores. Paula Cheuquemán, coordinadora provincial del proyecto, explica el enfoque de la intervención: “Hemos tenido una recepción bastante favorable del proyecto. Los adultos mayores se manifiestan muy contentos y agradecidos de las intervenciones que hacemos porque, en definitiva, llevarles un equipo de profesionales multidisciplinario, a las propias casas, les parece un mecanismo muy potente y pertinente, además de rápido y efectivo. Sabemos que el área de salud pública está siempre colapsada en sus atenciones por lo que este proyecto ataca justamente ahí, donde hay un nudo crítico: dispersión geográfica y mala conectividad. Así que nuestra llegada, siempre es bien recibida”.

Son numerosos los casos de personas que viven en soledad. Es la situación de don José, por ejemplo, de 89 años, quien reside en la localidad de Chapaco. Una vez a la semana recibe el apoyo doméstico de una cuidadora contratada por la municipalidad, quien lo ayuda con las tareas del hogar (aseo, orden, preparación de alimentos). Con varios problemas físicos, don José ya no puede solo con las tareas del hogar, y no tiene otra alternativa. También su hijo Juan Carlos, viaja desde Osorno para acompañarlo en la semana. Así lo relata: “Como en este momento está viviendo solo, yo he tenido que venir todos estos días a ayudarlo, a acompañarlo, porque él está en una situación difícil. Hemos estado buscando apoyo en los servicios públicos, para que nos orienten qué podemos hacer con mi padre. Todavía está relativamente bien, no se siente tan mal, pero igual necesitamos orientación para entregarle una mejor calidad de vida”.

Para los integrantes del equipo, cada visita tiene un sello especial. Se van construyendo lazos solidarios con las familias, y también se afianzan los valores adquiridos en la formación tomasina. Kaleth Karvis, trabajador social, destaca “es una experiencia que nos lleva a ver la realidad que viven estos adultos mayores, es algo que no se visibiliza; y también es muy grato ser parte de un equipo multidisciplinario. Ya que no es solo una perspectiva profesional la que está interviniendo, sino que la combinación entre mirada social y mirada de salud lo convierte en un espacio mucho más integral de apoyo”.

La tarde comienza a caer en los parajes rurales, y el equipo retorna de su agenda diaria. Mañana, las rutas de otras comunas se abrirán para recibir a este grupo de jóvenes, que llevan en sus mochilas y equipos de trabajo, una dosis extra de esperanza y amor para compartir con los adultos mayores de zonas aisladas.

Cabe destacar que son distintas las carreras de Santo Tomás, tanto del IP, CFT y Universidad que son parte de este importante proyecto entre las que destacan Psicología, Kinesiología, Terapia Ocupacional, Fonoaudiología, Podología, Odontología, Tens, Enfermería y Trabajo Social, cuyos alumnos y profesionales ayudan a mejorar la calidad de vida de un segmento social que cada día necesita más apoyo.

Fuente: comunicacionesosorno@santotomas.cl

Siguiente Anterior