Confianza en la economía regional cayó abruptamente en la zona de pesimismo

El estudio, realizado por la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, mostró que el indicador marcó 27 puntos bajo la línea del optimismo.

La Universidad San Sebastián presentó la V Edición del Índice de Confianza en la Economía Regional (ICER), encuesta desarrollada por la Facultad de Economía y Negocios de esta casa de estudios. En julio, el indicador registró su segunda caída consecutiva, al anotar 27 puntos, el peor desempeño desde que se iniciara a la medición en 2018.

Para obtener el ICER global, la USS promedia los resultados de seis variables: situación económica personal actual versus pasada (28 puntos); situación económica actual del país (22 puntos); situación económica actual de la Región de Los Lagos (28 puntos); expectativa económica futura del país a dos años (39 puntos); expectativa económica futura de la Región de Los Lagos a dos años (38 puntos); y expectativas de consumo de vivienda o auto (7 puntos).

Todos los subíndices bajaron al compararlos con la entrega anterior, en octubre de 2018; y todos se encuentran en la zona de pesimismo (bajo 50 puntos). Preocupante es la bajísima expectativa de consumo de bienes durables (vivienda y automóvil), que solo obtuvo 7 puntos. En esta categoría, un 88% cree que es mal momento para comprar este tipo de productos.

Seguridad alimentaria


Un ítem que se sumó a este ICER fue el de seguridad alimentaria. Un 52% del total de encuestados señaló haber visto reducida su capacidad de compra de alimentos, llegando a un 61% para quienes pertenecen al segmento C3. Un 44% manifestó haber notado una disminución en la disponibilidad de alimentos, la mitad corresponde a los segmentos D-E.

En cuando a comportamientos, un 34% está de acuerdo o muy de acuerdo en que han debido reducir las porciones debido al alza de precios, lo que aumenta a un 54% en el grupo socioeconómico D-E. El 50% del total está de acuerdo o muy de acuerdo en que han sustituido productos o marcas, cifra que sube a un 64% para quienes pertenecen al GSE C3.

“Factores como la elevada inflación, que acumula un 13,1% en 12 meses; el alza de un 20,6% en la canasta básica; y la pérdida de liquidez con respecto a 2021, donde se produjo la mayor cantidad de retiros de los fondos de pensiones; influyen en este bajo nivel de confianza. Tampoco se observan ayudas gubernamentales relevantes para mitigar el alto costo de vida y la gente está percibiendo el complejo escenario económico que enfrenta el país”, comentó Alejandro Díaz, director de Ingeniería Comercial USS Sede De La Patagonia.

El académico de la USS añadió que 
“Si bien, la situación económica actual de la región es mejor que la perspectiva a nivel nacional; 27 puntos indican una alta preocupación, pues se trata de una caída de 22 puntos si se compara con la medición previa de octubre de 2018. Esta percepción no es solo al analizar el escenario en Los Lagos, al preguntar por la situación económica personal esta solo alcanzó 30 puntos, resultado muy por debajo de la línea de optimismo”.

“La percepción ciudadana es un insumo potente para la formulación y desarrollo de políticas públicas. Tener en evidencia de cómo nuestra región percibe su situación económica, sumado a los elementos técnicos que componen las decisiones públicas, cierran un círculo clave para poder considerar estos elementos. Otra arista tiene que ver con los proyectos que se han abordado y se pretenden abordar a nivel de gobiernos regionales. Por primera vez estos son electos democráticamente y responden a las expectativas que la región posee sobre diversos temas centrales, como lo son la confianza económica regional”, agregó Angélica Basoalto, directora de la carrera de Administración Pública, Sede De La Patagonia.


Cesantía e inflación


Al considerar las proyecciones, un 53% declaró que la situación económica de la región será peor en los próximos años. Por primera vez, hay más personas pesimistas que optimistas sobre el futuro de Los Lagos en este plano.

En relación con el empleo, el 48% cree que en los próximos 12 meses habrá más cesantía y el 49% evalúa como difícil encontrar trabajo en esta zona. La encuesta de percepción también mostró que un 86% piensa que en los próximos 12 meses habrá un incremento en los precios de los principales productos, un 12% que se mantendrán y solo un 1% que disminuirán.

En cuanto a expectativas de inflación, se observó que las mayores expectativas de alzas de precios se dan para las categorías alimentos y bebidas no alcohólicas; junto con vivienda y servicios básicos. En otros datos, para un 92% es un mal momento para tomar un crédito, el 100% de las personas del segmente D-E que participaron del estudio opina esto.

El ICER mide el nivel de optimismo de los consumidores sobre el estado de la economía regional a través de las actitudes de las personas sobe el estado actual y futuro de las economías locales, las finanzas personales, los ahorros y la confianza para realizar inversiones.



Fuente: Gonzalo Enrique Fernando Canales Serón - gonzalo.canales@uss.cl>

Siguiente Anterior