Ingeniería Industrial y Administración de Empresas: esenciales en la actual recuperación económica

En la actual etapa de recuperación económica que atraviesa el mundo, luego de haber pasado por lo peor de la pandemia de la Covid-19 se hacen necesarios profesionales cualificados que puedan aportar soluciones efectivas y rápidas para tratar de acelerar el ritmo. Dos de ellos, y de los más importantes, son los ingenieros y los administradores que pueden desde sus respectivos ámbitos, contribuir significativamente con el plan.

El mundo actualmente está atravesando un cúmulo de crisis que vienen haciendo estragos en el adecuado desarrollo social y económico. Entre esos males que han afectado a todos destaca la pandemia de la Covid-19 y sus consecuentes efectos económicos. Recientemente, la guerra entre Rusia y Ucrania tiene sus consecuencias a nivel mundial.

En esta nueva realidad que hoy vivimos, en la que las empresas prácticamente están comenzando de cero en un mundo que comienza a recuperarse de tan severa situación, hace falta profesionales en determinadas áreas que pueden ser fundamentales en el proceso de restablecimiento de una mejor economía.

Dos de estas áreas que son importantes en estos momentos son Ingeniería Industrial y Administración de Empresas, las cuales, desde sus respectivas áreas de acción están llamadas a liderar los cambios hacia un futuro mejor.

La Ingeniería se ocupa de impulsar los necesarios cambios en el campo operativo, siempre adaptando los recursos a la nueva realidad, actualizando los equipos, técnicas y procesos y modernizando los sistemas con todo lo nuevo que vaya surgiendo.

Es un sector profesional súper esencial en la rehabilitación del sistema industrial en todos sus niveles, el cual casi desapareció durante los dos años de cuarentena que obligaron a muchas compañías a cerrar.

Entre tanto, la Administración de Empresas se enfoca más en el manejo adecuado de los recursos y en cómo aprovecharlos al máximo con el dinero y talento humano que se tenga a disposición.

El correcto manejo de las finanzas y contabilidad, de la gestión del recurso humano, del marketing e investigación del mercado, de los negocios hacia el público interno y al exterior, del control empresarial y de otros tantos elementos que integran la administración de un negocio forman parte de lo que se debe dirigir, de la mejor manera posible, para garantizar el éxito.

Formación en estas áreas


Tanto la Administración de Empresas como la Ingeniería Industrial se han convertido en los dos campos de la producción que actualmente están cotizando fuertemente y que han adquirido un especial protagonismo en la actual recuperación económica.

Así sucede con las respectivas carreras que forman a los correspondientes profesionales de esas áreas que están siendo muy solicitadas en la actualidad, debido a la creciente demanda de perfiles que se necesitan para fortalecer la reactivación empresarial.

Una persona que comience hoy a formarse en cualquiera de estos dos ámbitos profesionales seguro tendrá un campo de acción bastante amplio, con muchas posibilidades laborales, porque no se trata solo de la actual recuperación del aparato productivo, sino también de su mantenimiento en el tiempo en esta y en las décadas por venir.

Cada profesión tiene sus características especiales, por lo que para decidir cuál va a ser tu carrera debes primeramente estar seguro de qué te gusta y cuáles son tus capacidades.

Por ejemplo, la probabilidad en la Ingeniería es un elemento esencial que siempre vas a tener presente durante toda tu profesión y trabajo, por lo que si no te gustan los cálculos no es conveniente que estudies Ingeniería porque posiblemente no te la lleves bien con todo lo que te tocará hacer.

En cambio, si te gusta el manejo de personal, las finanzas y la gerencia de recursos, entonces lo tuyo es la Administración de Empresas y en ella debes enfocar tus esfuerzos.

En todo caso, cualquiera que sea la carrera seleccionada siempre será de gran ayuda para contribuir a rescatar la economía nacional y, por supuesto, servirá para tus propósitos específicos de crecer como persona, formarte académicamente y garantizarte un mejor futuro.

Fuente: Agencia MI

Siguiente Anterior