Informe de vigilancia de cesáreas

Por el Dr. Horacio Figueroa, Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia de Clínica Universidad de los Andes.

Hace algunos días, la Seremi de Salud Región Metropolitana publicó un primer informe de Monitoreo y Vigilancia de Cesáreas, que muestra la realidad de este tipo de cirugías en la región. En él se puede apreciar con preocupación que las cesáreas son una práctica quirúrgica que se realiza frecuentemente en instituciones públicas y privadas. De hecho, durante los últimos años, Chile ha presentado un porcentaje superior al 40%, realidad que nos sitúa dentro de los países con más altas tasas de cesáreas de la OCDE.

Por el contrario, la Organización Mundial de la Salud señala que los partos deben realizarse de la manera más natural posible, es decir, dejando intervenciones médicas sólo para cuando es necesario.

Si bien existen casos donde está indicada, especialmente en embarazos múltiples o donde el bienestar del niño o la madre se encuentra comprometido, existen otros donde esta técnica quirúrgica no es necesaria. Es por eso la importancia de fomentar el parto normal que tiene múltiples ventajas. Entre ellas produce menos sangramiento, menor riesgo de infecciones, una recuperación más rápida, menor dolor postoperatorio, bajo riesgo de acretismo placentario, disminuye el riesgo de rotura uterina y de sufrir lesiones fetales por el procedimiento quirúrgico, y, además, también un menor costo.

Como Clínica hemos hecho un esfuerzo en esta materia, por lo que ocupamos el último lugar en la tasa de cesáreas en la Región Metropolitana con un 30,3%. Pero más allá de las cifras, el llamado como especialistas de la salud, es a la responsabilidad de bajar el número de estas cirugías e impulsar el parto vaginal con todas las condiciones de seguridad para resguardar la salud de la madre y su hijo.



Fuente: Catalina Rodríguez Homan - carodriguez@clinicauandes.cl

Siguiente Anterior