Alisur inaugura su segunda línea de producción y ya es N1 en peletizados para bovinos

  • La inauguración se llevó a cabo este sábado 22 de octubre a las 12 horas en la planta emplazada en la comuna de San Pablo e incluirá un Día de Campo con muestra de maquinaria y tecnología y una carpa con juegos infantiles, abierta a todas las vecinas y vecinos del sector.



Fue a inicios de la primera década de 2000 cuando 15 productores de granos de la provincia de Osorno, dieron inicio a un Programa de Fomento (Profo) de Corfo, con el apoyo de Agrosorno, con el objetivo de generar condiciones de mercado más estables, por medio del procesamiento de su propia producción.

Si bien es cierto desde un principio el objetivo era ingresar proveer a las lecherías de alimentos peletizados, luego de un arduo estudio del mercado que incluyó viajes a distintos países, se dieron cuenta que faltaba experiencia para dar el salto y eligieron una etapa intermedia: producir aceite de canola para la industria acuícola, lo que se materializaría en 2008. Nacía oficialmente la compañía sampablina Alisur.

A esas alturas, a los socios fundadores fundadores, dentro de los que destaca la familia Montesinos Iroumé, se había sumado la familia Magnasco y una importante cantidad de productores, hasta totalizar 29 socios. El salto hacia la producción de concentrados vendría seis años después, con la experiencia acumulada hasta ese minuto.

Las familias Montesinos y Magnasco son hoy propietarias en partes iguales del 80 por ciento de Alisur.

ALISUR HOY
La entrada al mercado de alimentos peletizados para bovinos se registró en 2014 en base a maíz, tritricale, afrecho de soya, de raps y de trigo, con una inversión de $4.000 millones y desde entonces no ha parado de crecer a tasas de 40% anuales, hasta llegar al hito más reciente: la puesta en marcha de una segunda línea de proceso, a un costo de $3.000 millones, que le permitirá duplicar su capacidad productiva para llegar a las 120 mil toneladas anuales de producción de alimento.

En marcha blanca, sin embargo, ya lograron el primer hito: en el mes de septiembre recién pasado, la firma alcanzó el número 1 en producción de alimentos peletizados para bovinos a sólo ocho años de su entrada en dicho mercado, una posición que esperan consolidar en 2023, cuando lleguen a la plena producción: hoy, la compañía es el principal destino de arveja forrajera y tritricale en las regiones de Los Lagos y Los Ríos.

PLATAFORMA WEB PIONERA
En la Feria Internacional Sago Fisur de 2018, Alisur presentó su plataforma web de alimentos para lechería a la medida de cada cliente, una herramienta pionera a nivel mundial que abrió la posibilidad a los productores lecheros de elegir la composición de la dieta de sus planteles y la fecha de despacho, a través de la web en donde cada cliente puede elegir los porcentajes de proteína, energía, fibra detergente neutro y carbohidratos no estructurales, accediendo además en tiempo real y con total transparencia al detalle de la materia prima utilizada y su precio.

Dentro de los planes, se cuenta internacionalizar este software.

EL CAMINO AL NÚMERO 1
La venta de alimentos balanceados para las lecherías comprende el 85% del negocio, en tanto que el 15% restante se enfoca a bovinos para engorda. En un inicio, la estrategia comercial de Alisur no contemplaba una marca propia y su producción se comercializaba por medio de alianzas con Coagra, Colun y Cooprinsem, sin embargo, el desarrollo del software cambió las cosas y ya en 2020, la planta de alimentos holandesa de última generación inaugurada en 2014, con una capacidad de 60.000 toneladas al año, alcanzó su potencial productivo pleno y la decisión de duplicar la capacidad se hizo impostergable.

“La planta está ubicada al centro de donde se produce más del 75% de la producción de leche del país y eso nos entrega enormes ventajas: nuestros clientes están en promedio en un radio de 40 kilómetros, lo que nos facilita la logística de llegada a ellos y si a eso sumamos que los proveedores de materias primas también están en un radio cercano, llegamos a la conclusión de que nuestra compañía es altamente eficiente y cuenta con una baja huella de carbono en sus operaciones”, explicó Mauricio Magnasco.

En la actualidad, el mercado nacional de alimentos peletizados para bovinos alcanza las 250 mil toneladas al año y Alisur apunta a producir el 40% de ese total. “El punto central de nuestro ascenso tuvo que ver con la transparencia que se generó a partir de nuestra plataforma web que nos permitió llegar al cliente final, sin intermediarios y con una logística sin interrupciones”, concluyó Magnasco.
Alisur


Fuente: Comunicaciones Alisur

Siguiente Anterior