Innovadora intervención quirúrgica en Hospital de Puerto Montt

Doctores José Luis Cuevas, Arturo Alonso y Alejandro González
El Hospital de Puerto Montt se destaca en innovadora intervención para pacientes que sufren infartos cerebrales.

Trombectomía cerebral es el nombre que recibe esta innovadora intervención, es una operación poco invasiva capaz de mejorar el pronóstico vital y funcional de la mayoría de los pacientes que sufren infartos cerebrales por obstrucción de arterias por coágulos sanguíneos, cuando ha pasado poco tiempo de aparición y que es realizada con éxito por neurradiólogos y neurocirujanos del Hospital Puerto Montt.

“Al extraer el coágulo y destapar la arteria, se restituye la llegada de sangre y oxígeno al tejido cerebral. Esto es más evidente en oclusiones de arterias vitales como la cerebral media y la basilar. La primera aporta el 60% de la sangre a cada hemisferio cerebral y la segunda nutre el tallo encefálico, estructura primordial en el control del ciclo cardiaco y respiratorio, entre otros”, precisó el Dr. Arturo Alonso, neurradiólogo intervencionista del HPM.

El tiempo es primordial a la hora de consultar, reconociendo los síntomas o signos que permiten identificar precozmente la existencia de un accidente cerebrovascular. 
“Los pacientes que tienen de forma brusca un trastorno del lenguaje, donde no pueden pronunciar o emitir palabras, que sienten que de forma brusca que se les durmió un lado del cuerpo, que de forma brusca perdieron campo visual o pierden la coordinación”, indicó el neurólogo, Dr. Alejandro González, miembro del Equipo de Neurología del Hospital Puerto Montt,

Una de las principales ventajas de la intervención es que si se realiza oportunamente aumenta las probabilidades de éxito y que el paciente resulte con menores secuelas neurológicas posibles. 
“La trombectomía mecánica es una de las intervenciones más efectivas de la medicina actual. Es por ello, que su implementación ha cobrado mucha relevancia en la neurología contemporánea”, detalló el Dr. José Luis Cuevas, neurocirujano jefe del Equipo de Neurocirugía Vascular y Neurointervencionismo del HPM.

“Se realiza una punción a en una arteria y se avanza un catéter (tubo de plástico delgado) hasta alcanzar las arterias que llevan sangre al cerebro. Con la inyección de contraste se corrobora dónde está el vaso obstruido, y luego se despliega una malla alrededor del trombo para extraerlo a través de aspiración”, explicó el Dr. Arturo Alonso.

El pronóstico es más favorable en los pacientes que tengan un tiempo de evolución desde el inicio de los síntomas de déficit neurológico de menor 6 horas. Los que tienen más de ese tiempo, en condiciones ideales, se les debe realizar un estudio imagenológico de perfusión cerebral, para ver si todavía existe tejido cerebral salvable.

Tras la operación, las primeras 48 a 72 horas son clave en la recuperación del paciente, quien debe ser monitoreado en la UTAC Neurológica del Hospital Puerto Montt, lugar donde el paciente debe permanecer en reposo y control estricto.

El Dr. Alonso además entregó recomendaciones para evitar eventos isquémicos cerebrovasculares, los que se concentran en mantener hábitos de vida saludable: 
“Evitar fumar, disminuir consumo de alcohol, evitar excesos de carbohidratos en la dieta incluido alimentos ricos en azúcar. Practicar actividad física de forma regular y caminar al menos 30 minutos 3 veces a la semana”.

El Hospital Puerto Montt es referente nacional en cirugías neurovasculares dentro de la red asistencial pública en la denominada Macro Zona Austral y sus profesionales están en constante aprendizaje para mejorar en nuevas técnicas y tecnologías para ponerlas a disposición de sus usuarios.



Fuente: Leonardo Troncoso - ltroncoso@ssdr.gob.cl

Siguiente Anterior