Cómo me convertí en emprendedor a los 66 años

Nunca es demasiado tarde para reinventarse a sí mismo. Tal es el caso de Paul Tasner: después de 40 años de trabajo continuo para otras personas, fundó su propia empresa a los 66 años, combinando su idea de negocio con su experiencia y pasión. Y no está solo. Como él comparte en esta charla breve, divertida e inspiradora, las personas mayores edad están complaciendo cada vez más sus instintos emprendedores... y están teniendo un gran éxito.





Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario