“La Iglesia Luterana esta llamada a hacer de la sociedad Osornina y Chilena, una sociedad más humana”

El pasado martes 31 de octubre, la Iglesia Luterana conmemoró los 500 años del surgimiento de esta rama cristiana, liderada por el fraile agustino, Martín Lutero, quien en esa fecha pero en el año 1517, divulgó sus 95 tesis sobre las indulgencias en la puerta de la "Iglesia del Palacio” en Wittenberg, Alemania.

En el marco de esta conmemoración, el pastor luterano de Osorno, Alexis Salgado Rodríguez, asumió como Obispo y máximo representante de la Iglesia Luterana de Chile el 15 de octubre pasado. Un nombramiento que, a su juicio, marca el inicio de una era de trabajo desde provincia y de apertura de esta Iglesia hacia todos quienes buscan desarrollar su fe.

Sobre éste y otros temas de la comunidad luterana, como su visión, metas y desafíos, se refirió su nuevo Obispo, Alexis Salgado.

- ¿Cómo describiría a la comunidad luterana de Osorno?

-Su gran fortaleza es que focaliza su fe en Jesucristo, él es su eje central y el resto todos somos iguales. Aquí no hay relaciones verticales, de hecho, una de las frases que nos definen es Unus Magister, Omnes Fratres, es decir “Uno es el Maestro, todos somos hermanos”.

Ésta, es una iglesia que trata de ser lo más democrática posible, de hecho el obispo es la única autoridad espiritual porque obviamente hay cabezas que representan a la iglesia para conducirla, y paralelamente hay una autoridad administrativa que es el Presidente de la Iglesia. Es probable que, por eso, el doble estándar casi no exista al interior de nuestra comunidad, ya que como todos somos iguales, no nos sentimos presionados y actuamos de la misma forma tanto dentro como fuera de la iglesia. La idea es que la fe cristiana se viva tanto dentro como fuera de la iglesia, llevar los valores cristianos a tu comunidad, a donde trabajes y en tu trato con los demás.

-Tras su nombramiento, ¿seguirá liderando la iglesia de Osorno?

Si Dios quiere sí, y obviamente con ayuda. Una de las razones por las que acepte ser Obispo es porque se trabajaría desde las provincias. Yo soy del sur, nacido en La Unión y criado en Osorno, conozco y quiero a mi tierra, y sé que desde provincia, se puede visualizar mejor las realidades y necesidades de su gente.

¿Con qué acciones comenzará su gestión?

Tenemos contemplado iniciar un trabajo interno a nivel nacional, en donde generaremos acciones para comenzar a trabar hacia afuera y cumplir bien nuestra misión de evangelismo.

También, trabajaremos en unir a las comunidades luteranas del país que en ocasiones están muy disgregadas. Asimismo, queremos fortalecer la familia luterana y posicionar a nuestra Iglesia en el contexto nacional e internacional. Por último, también trabajaremos en establecer nexos para tener una muy buena relación con el resto de las iglesias hermanas, ya sea evangélica, católica, entre otras.

En términos generales, la Iglesia Luterana está en una etapa de transición, en donde estamos finalizando la percepción de que aquí sólo pueden asistir descendientes alemanes. Que mejor ejemplo que yo, que soy chileno, sin ascendencia alemana y soy pastor y obispo nacional de esta iglesia. Eso significa que la iglesia se está abriendo.

Las personas en el mundo cada día se están alejando más de las Iglesias y por lo mismo, si alguien cree que aquí puede desarrollar su fe, bienvenidos.

Los invitamos a nuestra iglesia, la cual tiene mucho que aportar en el desarrollo de la fe y en áreas como la diaconía, la filosofía del trabajo, la educación, entre otros.

-En materia de aportes, la Iglesia Luterana ha estado ligada a varias instituciones locales, ¿cómo evalúa este aporte?

-Efectivamente, durante 154 años la iglesia luterana ha estado presente en Osorno, fue la primera ciudad de Chile a la que llegó. En este periodo se ha dedicado a difundir la fe y a apoyar las instituciones formadas por la comunidad alemana como el Instituto Alemán de Osorno, el Hogar Alemán de Ancianos, el Cementerio Alemán, Clínica Alemana Osorno, principalmente.

-Clínica Alemana Osorno, tiene una relación muy estrecha con la Iglesia Luterana, de hecho, la iglesia forma parte de su Directorio, ¿qué significa para ustedes esta Institución?

Para nosotros es motivo de orgullo ya que esta Clínica nació con el aporte de la Iglesia Luterana. En lo personal, comparto el objetivo de los fundadores, quienes buscaron que esta entidad fuera un aporte para la salud de la comunidad osornina.

Durante los años, hemos visto como la Clínica ha crecido en forma permanente, independiente de los vaivenes de la economía, incluso, de la naturaleza. Esta es una institución que ha crecido en forma sana y podemos decir que tenemos una auténtica joyita acá en Osorno.

El hecho de estar Acreditada en Calidad y ser un referente en el sur de Chile, nos hace sentirnos orgulloso, más aún en un contexto nacional donde la salud -como sector- presenta una serie de debilidades y se le exige más.

Ahora si bien, por más de una década, he representado a la Iglesia Luterana en el Directorio de la Clínica, siempre queda el sentimiento de poder aportar con más, ya que el tiempo te limita mucho. Quizás en el futuro pueda estar más presente por ejemplo con una capellanía, que lo vi en Alemania, y que es seria compatible con mi cargo actual como Obispo.

- A pocos días de que la Iglesia Luterana conmemorase 500 años, ¿cuál es su mensaje para la comunidad? 

El mensaje que doy es que busquemos siempre a Jesús. Estamos viviendo en un mundo muy consumista, que está ahogando a las personas no sólo económicamente sino también en las relaciones sociales, nos estamos deshumanizando.

De alguna forma la Iglesia Luterana esta llamada a hacer de la sociedad osornina y chilena, una sociedad más humana. No solamente fijarnos que los indicadores económicos estén bien, sino también, devolverle el alma al pueblo.

Hay una gran cantidad de personas que está en el sicólogo, porque muchas veces no les queda fe ni esperanza y por lo mismo no saben cómo afirmarse en Dios. Queremos devolver la fe y la espiritualidad a la sociedad. Busquemos a Jesús dentro de esta iglesia porque para eso está.


Fuente:
Yohana Alvarado



Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario