Hospital Osorno: Realizan Inédita Cirugía a paciente con Epilepsia Refractaria

Por primera vez en la Provincia, se realizó una cirugía paliativa a paciente con Epilepsia Refractaria. La operación realizada en el Hospital Base San José de Osorno, se concretó tras la llegada del neurocirujano y especialista en cirugía epilepsia de adulto y niños, Dr. Christian Cantillano; el equipo Neurología, Pabellón y UCI Adulto del HBSJO.

“Por medio de los neurólogos de Santiago y el Dr. Luis Suarez quien coordinó desde acá, supimos que en Osorno había un paciente que llevaba mucho tiempo en estatus epiléptico, situación compleja para su traslado porque estaba en la UCI y no se podía sacar por su estado inestable, por ende acordamos llegar hasta acá y realizar el procedimiento”, enfatiza el especialista de la Universidad Católica.

Como explica el Dr. Cantillano, existen dos tipos de cirugías: la curativa y la paliativa. En cualquiera de las dos, previamente tienen que pasar por una evaluación para determinar que su enfermedad sea epilepsia refractaria. Es decir, que esta epilepsia que ha sido tratado con medicamento por mucho tiempo y que ya no tienen efecto. Luego de eso, se determina si la operación es paliativa o curativa.

“Para el caso de las cirugías curativas, se conoce el origen de la enfermedad como por ejemplo un tumor, una malformación cortical o un infarto cerebral, uno puede sacar eso. Pero hay un porcentaje importante de la epilepsia que son epilepsias primariamente generalizadas que no tienen un origen establecido, que provienen de muchas partes, ahí se hace una cirugía paliativa como este caso”, aclara el Dr. Cantillano.

De acuerdo a los antecedentes, el paciente llevaba aproximadamente unos 3 meses en la UCI del Hospital y cada vez que se trataba de suspender los medicamentos, volvía a su estatus epiléptico con compromiso de conciencia. Básicamente lo que se hace en este procedimiento, es tratar de convertir una epilepsia que se origina en todo el cerebro, a que se genere en un solo lado de él. “Al realizar esta división, las crisis epiléptica no se propaga de manera generalizada por ende, el porcentaje de la crisis baja, su intensidad también baja y los estatus epilépticos casi desaparecen”, culmina el especialista.

Desde el punto de vista estadístico, luego de este procedimiento, las crisis disminuyen por lo menos en un 50%. Estas operaciones se realizan a pacientes que están muy graves, con la idea de disminuir la cantidad de medicamentos que utiliza, mejorando al menos un 50% sus crisis y consigo mejorar la calidad de vida del paciente y su familia.

“Es una experiencia que nos enriquece, donde se puso a prueba al equipo completo del hospital, tanto neurocirujanos, enfermeras, arsenaleras, tens, anestesistas y al equipo de la UCI; se puso a prueba para ver si técnicamente nuestro hospital estaba preparado para realizar este tipo de intervenciones, situación que se logró concretar de manera exitosa”, comenta el Dr. Eduardo Wiechmann, neurocirujano del HBSJO.

Por su parte, Alfredo Kramm, padre de Jonathan quien fue sometido a esta intervención, comenta que “desde los 6 años detectaron que Jonathan tiene epilepsia. Desde ese momento ha tenido controles con neurólogos y psiquiatras y tomando medicamentos, pero nunca se pudo combatir la epilepsia. Ha tenido días que con crisis demasiado severa, unas 4 o 5 crisis al día en los momentos más complejos”.

“Ahora va a tener un reposo de 10 días para su evaluación, probando la disminución de medicamentos y ver como evoluciona. Él va a poder tener una vida más cómoda y con menos convulsiones. Esperamos que el día de mañana pueda incluso disminuir mucho más que el 50% de sus crisis. Agradecemos el apoyo del equipo médico de la uci, paramédicos, secretarias. Estamos agradecidos de ese apoyo hasta este momento pudiendo llegar a operar nuestro hijo”, menciona Alfredo.

Se estima que el 1% de la población chilena tiene algún tipo de epilepsia y de ese porcentaje, el 10% corresponde a epilepsia refractaria. La cirugía realizada también se puede complementar con un estimulador del nervio vago, dependiendo de la evolución del paciente que tiene un potencial aditivo con esta cirugía.

“Queda el desafío a futuro cuando tengamos un nuevo caso. El hospital demostró que si se puede realizar este tipo de intervenciones en nuestra Institución. Este fue un caso interesante que nos puso un desafío como institución para ofrecer una solución, se trató de un trabajo colaborativo y que agradecemos enormemente., culmina el Dr. Eduardo Wiechmann”, neurocirujano del HBSJO.



Fuente: Marcos Lavado Mancilla

Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario