SAGO emplaza a Salud por falta de claridad en investigación de Fiebre Q

Gremio señaló que a menos de un mes del término de esta administración, dudas sobre la metodología empleada y falta de respuestas frente a la alarma pública desatada por el Ministerio obligan a exigir respuestas concretas antes del fin de la administración actual.

Cinco meses han transcurrido desde que el sector pecuario fue puesto en el centro de las sospechas de una investigación desatada luego de la detección de casos de neumonía atípica que dieron paso a una alerta internacional dirigida a la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

“Es pertinente preguntarse si tras estas evidentes muestras de impericia, con publicitadas hipótesis sin comprobar acerca de la bacteria Coxiella Burnetti que causa la Fiebre Q y está presente en todo el mundo, el Ministerio de Salud ha decidido dejar abierta esta inédita alerta sanitaria sin entregar resultados concretos de la investigación”, señaló el presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, SAGO A.G. Christian Arntz, en columna de opinión publicada hoy por El Austral de Osorno.

El gremio aseveró que esta administración tiene el deber de cerrar las dudas sobre esta investigación de “Fiebre Q”, que ha causado tanta alarma pública, antes de dejar el poder y acusó evidente impericia frente al tema.

Fue en noviembre de 2017 que el Ministerio de Salud señaló que el país estaba en presencia de un brote de Fiebre Q tras establecer un mes antes hallazgos de lo que calificó como casos de neumonía atípica y a partir de ello, decretó una alerta sanitaria para La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos; se paralizaron las donaciones de sangre en Osorno y se suspendieron muestras ganaderas en Osorno y Valdivia, entre otras medidas.

“El sector pecuario ha sido responsable frente a la investigación, aún cuando la evidencia técnica ha puesto en tela de juicio todas las determinaciones adoptadas por la autoridad. La “Fiebre Q” no ha cobrado vidas y actualmente no se sabe de personas sospechosas de haber contraído la enfermedad internadas, mientras la investigación sigue en el limbo por ya más de 150 días”, explicó el dirigente gremial.

SAGO recordó que en paralelo a esta alarma pública nunca antes vista, el país ha enfrentado con mucho menos estridencia mediática por parte del Ministerio de Salud casi 100 muertes por virus Hanta. A esto se suma el agresivo brote de influenza H3N2 que ha acabado con la vida de alrededor un centenar de niños en Norteamérica, obligando a Chile a comprar casi cinco millones de dosis de la vacuna que en Estados Unidos se ha mostrado menos eficaz.

“Sólo en la provincia de Osorno se registran año a año alrededor de 2.000 neumonías, pero en 2017 y 2018 hemos visto respecto de estos casos una búsqueda que se ha orientado únicamente a trabajadores agrícolas del sector pecuario, no estudiando a cualquiera otro que, teniendo síntomas similares, trabaje en otro rubro. Es ante esta evidencia, cabe preguntarse acerca de la solidez metodológica que ha llevado al Ministerio de Salud a afirmar que se está en presencia de una enfermedad grave transmitida de bovinos a humanos, desconociendo incluso que la mayor prevalencia de la bacteria se da en ovinos y que también está presente en varios otros mamíferos como perros, gatos, pájaros, etc...”, concluyó el presidente de SAGO A.G.



Compartir en Google Plus