Estudiantes del Liceo Quilacahuín visitan modernas instalaciones de Lácteos Tronador

En el marco del plan anual de cooperación entre la Corporación de Desarrollo del Sur y la Fundación Misiones de la Costa.

Una visita técnica a la compañía productora de leche ubicada en la comuna de Purranque llevaron a cabo 19 estudiantes del Liceo Técnico Quilacahuín, con el objetivo de conocer el trabajo que desarrolla este predio de 1.500 hectáreas con una producción anual de 20 millones de litros.

La visita se realiza en el marco del plan anual de cooperación entre la Corporación de Desarrollo del Sur y la Fundación Misiones de la Costa.

Los jóvenes llegaron hasta el fundo Tronador, que cuenta con dos grandes áreas relacionadas con haras y con lácteos. Allí, tuvieron la ocasión de conocer una lechería rotativa con capacidad para 80 unidades de ordeña simultánea, para más de 2 mil vacas.

Para Rodrigo Beyer, encargado de la especialidad agropecuaria del Liceo de Quilacahuín, “es importante realizar este tipo de salidas a terreno, porque los alumnos pueden conocer las tecnologías de punta en el rubro lechero, y también con un sentido de empleabilidad, ya que esta actividad demanda de muchos empleos para ellos sirve para ver si pueden trabajar en esta área”.


Agrega el docente que “esta alianza con la Corporación de Desarrollo del Sur es valiosa, porque ellos manejan contactos con los gremios del área agrícola y ganadera de la zona, y eso nos permite a nosotros, como colegio, que nos abran puertas en predios productivos como también contar con charlas de emprendedores”.

Por su parte, Rodrigo Sauterel, gerente agrícola de Lácteos Tronador, aseveró que “es de gran importancia pertenecer a esta alianza con la Corporación de Desarrollo del Sur y la Fundación Misiones de la Costa, y es un agrado poder recibir estudiantes que se entusiasmen y se interioricen respecto de los temas agrícolas en los cuales estamos inmersos”.

Desde la Corporación de Desarrollo del Sur, su director, José Luis Delgado, valoró la visita. “Agradecemos la posibilidad de que los estudiantes del Liceo Quilacahuín puedan constatar en terreno lo que representa la producción lechera, porque nos ayuda a resolver una debilidad, que ha sido la poca vinculación con los establecimientos educacionales relacionados a la actividad agropecuaria, y es lo que estamos subsanando”.

Añadiendo que “nos parece que se puedan abrir los accesos desde las empresas productoras de leche, y agrícolas en general, para que de esa manera se incentive el vínculo entre los futuros colaboradores que se forman en estos establecimientos y las empresas productoras de la zona”.


Fuente: Social Comunicaciones

Compartir en Google Plus