Pedro y el sorprendente origen de su timidez - Podcast ETC 37

Timidez
Hola, soy Andrea Peña Fernández, Psicóloga y terapeuta de terapias complementarias como regresiones (T.V.P.) Reiki y Gemoterapia. Trabajo en Casa Magnolia en Osorno.


Hoy les quiero contar la historia de Pedro un ingeniero comercial de 47 años, soltero, estable económicamente que va a mi consulta ya que dice ser muy tímido, le cuesta poder hablar con las personas, siente que a pesar de ser exitoso en el ámbito laboral no puede decir las cosas que quiere o piensa a las personas, interfiriendo esto en sus relaciones de parejas además de con sus pares.

El día de la entrevista costo mucho que me pudiera decir algunas cosas sobre él, ya que como era de esperar dentro de su timidez le daba mucha vergüenza contarme sobre su vida, por lo que tuvo que hacer su mejor esfuerzo para poder hablar de él.

Como episodios significativos donde el pudiera adjudicar su timidez estaba que cuando niño estudio en un colegio particular X en Osorno y lo molestaron mucho por ser moreno y tener apellido indígena, porque lo que durante mucho tiempo estuvo en tratamiento con psiquiatra y psicológico sin tener resultados. Sus padres siempre lo apoyaron en todo sin tener dificultad ante ellos. Al terminar la entrevista decidimos en conjunto hacer una regresión para indagar en el origen real de su timidez y poder trabajarlo.

El día de la regresión llegó un poco asustado por lo que podría descubrir ese día, por lo que le menciono que jamás saldrá algo que uno no esté preparado para trabajarlo y saberlo, ya que de ser así seguirá guardado en nuestro inconsciente hasta que nuestra alma esté preparada.

Comenzamos con el proceso de trance y comienza automáticamente a recordad el bullying que tuvo cuando era chico, lo molestaban mucho y él tenía miedo poder hablar con su profesora y con sus padres, ya que le daba vergüenza todo lo que decía. Pedro durante un año estuvo escondiendo estos hechos hasta que empezó a somatizar con vómitos en la mañana antes de ir al colegio y además con la caída de pelo, por lo que los papas les llamó la atención y lo llevaron al psiquiatra. Cuando todo lo que sucedió salió a la luz los padres fueron al colegio a hablar con los profesores y optaron por cambiar al Pedro de establecimiento.

Luego de recordar todo este doloroso episodio se procede a trabajar en su niño interior, llevándolo a su lugar seguro en donde nadie le volverá a hacer daño nuevamente. Luego de eso, dentro de su círculo de protección invitamos a los compañeros que lo molestaron ya que por primera vez en su vida podría defenderse y decirles a los niños que no lo molesten más, cortando lazos energéticos y recuperando su poder personal. Cuando terminamos de hacer este proceso, Pedro menciona que se siente un poco mejor, algo más empoderado pero siente que todavía hay algo más que necesita trabajar para poder dejar la timidez atrás.

Seguimos indagando hasta ir al momento del origen más remoto de su timidez y se le viene a su cabeza un templo que jamás había visto antes. Era muy antiguo y él era un hombre como un monje vestido de un traje entre café y naranjo. Seguimos en esa vida y vamos al momento más importante y comienza a relatar una ceremonia con otros hombres en donde hacen votos de silencio en el que él estaba de acuerdo.

Ante esta situación indagamos si ese voto fue con alguna fecha de término, mencionando que es para siempre, por lo que al fin entendimos el verdadero motivo de su timidez.

Cuando prometemos siempre tiene que tener fecha de caducidad, ya que cuando es para siempre no especificamos el termino, por lo que esas promesas o voto son para las otras vidas también. Por esto nos hace sentido cuando nos casamos nuestros votos es sólo hasta que la muerte nos separe y no para siempre.

Ahora comenzamos nuevamente el proceso terapéutico dentro de la regresión en donde rompemos esa promesa y la soltamos, dejándola atrás sin remordimientos. Al liberarse esta promesa energéticamente el suelta todo lo que arrastró sintiéndose mucho mejor. El proceso de sanación en este caso no es mágico, no quiere decir que desde ahora Pedro comience a hablar automáticamente con todo el mundo sin sentir timidez, pero cada día se ha ido dando cuenta de que está siendo capaz de enfrentarse a diferentes situaciones que antes no las hacía, lo que lo ha ido liberando del sus sentimientos y emociones.

Después de un año, y un gran trabajo que hizo Pedro hoy venció su timidez, a veces la tiene pero la usa sólo para tener precaución y cuidado en sus decisiones y temas que hablará, pero ya se siente capaz de entablar una relación miedo.

En la vida no es necesario creer en otras vidas para poder optar a esta terapia o tener este tipo de sanación, ya que aunque sea imaginación nuestros inconsciente es tan sabio que hace que cambiemos el chip con esta situaciones, logrando igual el proceso de sanación.

Agradezco de corazón y alma a Pedro por derribar sus miedos y confiar en mí para vivir esta experiencia, además de permitirme hoy en día de compartir este relato con todos ustedes. Nos vemos otro día con un nuevo caso de regresiones.

Más de ETC, Entiende Tu Cuerpo:
https://www.paislobo.cl/search/label/Entiende%20Tu%20Cuerpo