El derecho de ser niñ@

El derecho de ser niñ@
María Ayuda conmemora el Día Internacional de los Derechos del Niño visibilizando las preocupaciones e inquietudes de niños, niñas y adolescentes atendidos en sus 18 programas a lo largo del país.

La Corporación de Beneficencia María Ayuda llevó a cabo una actividad en participativa en la que en un espacio libre, abierto, seguro y protegido, los niños, niñas y adolescentes respondieron la siguiente pregunta: ¿Conoces cuáles son tus derechos? ¿Cuál es el derecho más importante para ti?. “Se recepcionó un total de 64 cartas, de las que 47 incluían información escrita y 17 correspondían a dibujos”, explica Ximena Calcagni, directora social de María Ayuda.

Y es que esta corporación con 36 años trabajando por la infancia vulnerada de nuestro país, ha asumido un compromiso diario e importante respecto de garantizar un derecho muy relevante en la CIDN (Convención Internacional de Derechos del Niño) “y muchas veces invisibilizado en los niños, el derecho a la participación”, enfatiza Ximena.

Luego agrega, “es muy emocionante que cuando generamos espacios de participación, los NNA nos muestran con una tremenda fuerza y claridad cuáles son sus necesidades fundamentales. Es tiempo que como Estado y sociedad civil escuchemos lo que tienen que decir y nos hagamos cargo de construir el país que ellos necesitan para crecer y desarrollarse en plenitud”.

Al preguntarle a los niños, niñas y adolescentes cuál era su derecho más importante, existe una diversidad de opiniones, dentro de las cuáles destacan:

El 32% indica que el derecho más importante para ellos se relaciona con el ámbito del cuidado y la familia considerando fundamental el derecho a tener una familia que los proteja, que los cuide y que les entregue amor.

En tanto el 26% indica que su derecho más importante es a la recreación, jugar con otros niños y niñas. Tener amigos llevando a cabo actividades que les permita desarrollarse fuera de lo que consideran sus “deberes”. Un 26% indica que para ellos lo más importante es el derecho a ser respetados, entendiéndose el respeto como libertad de expresión, en donde puedan dar sus opiniones y tomar decisiones sin miedo, como también el respeto a su cuerpo, y que éste no sea vulnerado.

Las respuestas restantes (16%) se dividen en distintos ámbitos: derecho a la educación, derecho a crecer en libertad, derecho a tener nombre, entre otros.

El derecho de ser niñ@

Viral: Rostros representan a los niños, niñas y adolescentes

Para dar a conocer los resultados de esta interesante actividad, Maria Ayuda desarrolló un video para RRSS, en el que los rostros de televisión Juan Pablo Queraltó, María José Illanes, Jean Paul Olhaberry, Karol Dance y Ángela Prieto, participaron en un video en el que leyeron en voz alta algunos de los principales derechos que los niños manifestaron en sus cartas.

“Queremos invitar a la sociedad a poner a los niños y niñas al centro, para así tomar realmente en serio y con la profundidad que eso requiere, que ellos son el presente y el futuro de nuestro país y eso comienza por reconocer que tienen derechos inalienables, como es el de crecer en una familia que los cuide, proteja y ame profundamente”, enfatiza Ximena Calcagni.

Citas textuales de Niños, Niñas y Adolescentes de María Ayuda


“Tengo derecho a que me respeten, sin importar mi religión, color de piel, condición física o el lugar donde vivo. Yo respeto, tú respétame, basta de segregación política, social y cultural”. Esperanza, 14 años. (nombre de rostro).

“Tengo derecho a ser protegido. Nadie debe maltratarme, herir mis sentimientos, tocar mis partes íntimas o pedir que yo se las toque a otras personas”. Ángela, 7 años.

“Tengo derecho a ser libre”. Aracely, 12 años.

“Tengo derecho a decir lo que pienso y siento”. Marilyn, 13 años.

“Tengo derecho a recibir un nombre y un apellido, a tener una familia que me quiera y me valore. Todos los niños tenemos derechos, al igual que los adultos”. Kimberly, 15 años.

“Tengo derecho a que me respeten, no importa cuál sea mi religión, color de piel, condición física o el lugar donde vivo”. Tiare, 15 años.

“Tengo derecho a decir lo que siento y lo que pienso. A descansar, jugar y divertirme. Esos son mis derechos”. Karen, 11 años.

El derecho de ser niñ@

“A que respeten mi cuerpo”. Luisa, 11 años.

“Derecho a jugar”. Ignacia, 12 años.

“Derecho a jugar”. Cynthia, 12 años.

“Derecho a jugar”. Alondra, 8 años.

“Derecho a que me quieran y me cuiden”. Martina, 12 años.

“Derecho a jugar”. Martina, 8 años.

“Derecho a tener una familia”. Anahís, 11 años.

“Derecho a jugar”. Noury, 8 años.

“Derecho a que respeten mi cuerpo”. Maura, 10 años.

“El derecho del niño es que tiene que tener educación y derecho a no ser maltratado, porque cada persona tiene que ser respetada. Derecho a la amistad, ni una persona puede estar solo. Derecho a no ser discriminado por su color de piel ni su apariencia. Y derecho a ser escuchado, porque cada persona debe ser escuchada”. Maribel, 15 años.

“Tengo derecho a vivir con mi familia, a que me cuide, me alimente y me quiera. ¿Por qué es importante estar con la familia? Porque la familia es primordial para el crecimiento, desarrollo y amor de nosotros”. Krishna, 17 años.

“Derecho del amor”. Ángela, 10 años.

“Tengo derecho a que me respeten”. Teresita, 11 años.

“Que cuidemos la familia”. Antonia, 11 años.

“Derechos de amor”. Agatha, 11 años.

“Tengo derecho a tener una familia que me cuide, me alimente, pero por sobre todo me quiera. Todos tienen derecho a tener familia”. Constanza, 11 años.

“Tengo derecho a recibir educación y tener cosas que requiero para estudiar”. Aracely, 12 años.

“Tengo derecho a descansar, jugar, divertirme en un ambiente sano. Yo elegí este derecho porque me gusta divertirme y sentirme libre”. Constanza, 16 años.

“Tengo derecho a reunirme o formar grupos con otros niños y niñas, para conversar, expresarnos o simplemente pasarlo bien”. Rosa, 15 años.

“Tengo derecho a decir lo que pienso y lo que siento. No dejes que nadie te cambie, no olvides quien eres, no olvides que eres único. No dejes que nadie te diga lo que tienes que hacer, sé tú mismo, eres especial”. Kathy, 15 años.

“Tengo derecho a vivir con una familia, es lo más importante porque te entregan amor y cariño”. Catalina, 16 años.

“Tengo derecho a que me respeten, a ver a mi familia y que mi familia me quiera”. Cristina, 16 años, mamá de Agustina.

“Tengo derecho a decir lo que siento y lo que pienso”. Fresia, 17 años, futura mamá de Agustín.

“El derecho a ser protegido, que velen por mí, que velen por mis hijos, que me cuiden tanto a mi como a mis hijos. Que me hagan sentir bien y me den la seguridad necesaria”. Yaritza, 17 años, mamá de Kevin y Iker.

“Ser protegida, no obligarme a hacer cosas que no quiero, no golpearme cuando hago algo mal o me porto mal. Elijo este derecho ya que en ocasiones me caracteriza y porque mi hija en la vida tendrá que el derecho más importante y que la caracterice. Siento que en ocasiones he sido vulnerada, y no quiero eso ni para mí ni para mi hija. Nadie es dueño de tu cuerpo, tu pon los limites". Yenifer, 16 años, mamá de Luisa.

“Para mí el derecho más importante es el derecho a la vida, porque si no, no existiríamos y habría menos gente. Gracias a eso ahora existimos”. Amalia, 12 años.

“Yo creo que el derecho a la libertad de pensamiento es el más importante porque todos los niños tienen que dar su opinión respecto a cambiarse de casa, cambiarse de colegio, etcétera”. Rodrigo, 15 años.

“El nombre, porque no van a saber cuáles son sus nombres. Cuando mi mami me puso un nombre que se llama Melany, ahora todos me conocen. Por eso es importante”. Melany, 5 años.

“El derecho a tener familia, que me quieran mucho, que me abracen, poder estar con mi papi, con mi mami y mis hermanos”. Javiera, 13 años.

“El derecho al deporte es importante, correr, baseball, estar activo”. Bapthys, 7 años.

“El derecho a la educación es importante, porque me gusta aprender, leer, conocer gente y estudiar”. Adis, 12 años.

“Yo creo que el derecho más importante es jugar y hacer deporte”. Alejandro, 11 años.

“El derecho a recrearse en base a la música, con baile, canto, tocando instrumentos y jugando”. Héctor, 13 años.

“Lo más importante para mí es ir al colegio”. Vicente, 10 años. “Para mí el derecho más importante es estar con mi familia, y el hogar no lo cumple”. Renato, 12 años. 

“El derecho a estar en mi casa”. José, 13 años. (Jennifer Warner)

“El respeto”. Luis, 13 años.

“El derecho más importante es el derecho a crecer en libertad”. Nicolás, 14 años.

“El derecho a tener amigas”. Génesis, 9 años.

“El respeto”. Adonis, 7 años.



Fuente de la información: Paula Peñaloza González