Fiscalizan comercios de la calle Ramírez en Osorno

Fiscalización en Osorno
El operativo conjunto de la Dirección del Trabajo y la PDI, abarcó a tiendas de la calle Ramírez.

El operativo fue fruto de un convenio de colaboración suscrito entre la Policía de Investigaciones y la Dirección Regional del Trabajo, con el propósito de asegurar el efectivo cumplimiento de la cuarentena decretada por la autoridad sanitaria a partir del pasado sábado 3 de octubre luego de un aumento de contagios por Covid-19 en la zona.

Tras una reunión de coordinación, funcionarios de la IPT de Osorno y de la PDI centraron su inspección en una de las principales arterias comerciales de la ciudad, la calle Eleuterio Ramírez.

Cinco tiendas del sector fueron fiscalizadas: Tricot, Perfumería Gran Parfum, Hites, el restaurant “Donde Gabriel” y un local de artículos de telefonía celular.

Mauro González,
director regional del Trabajo, destacó el trabajo conjunto con la PDI 
“Porque nos permite fiscalizar en un mismo acto distintos aspectos de las restricciones impuestas por la emergencia sanitaria, ampliando así la eficiencia de estos operativos”.

La autoridad añadió que, respaldada por el artículo 184 del Código del Trabajo, que obliga a los empleadores a proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores,
“Mientras se mantenga esta medida de cuarentena nuestro servicio continuará la fiscalización en los distintos centros de trabajo, a objeto de asegurar el estricto cumplimiento de la medida de confinamiento y, con ello, reducir la brecha de contagios que ha aumentado en las últimas semanas en esa provincia”. 

Resultado de la fiscalización

En Tricot e Hites se fiscalizó el cumplimiento de las medidas sanitarias. Junto con ello, en la primera también se revisó la situación de los dependientes de una empresa de seguridad (Triservi) y otra de aseo industrial (PyC).

En Gran Parfum se verificó que, además de su giro principal, el local está vendiendo insumos de protección contra el virus, como alcohol gel, y mascarillas. Eso sí, se detectó a una dependiente extranjera en informalidad laboral, aunque con su situación migratoria al día, y falta de señalética sobre medidas contra el Covid-19. Por ser una Mype, se dio un plazo de corrección de ambas infracciones.

El restaurante “Donde Gabriel” no cuenta con autorización para atender público. Tres dependientes realizan entrega de pedidos y reparto por delivery. Se instruyó actualización del registro control de asistencia, junto con requerir la documentación laboral que no estaba disponible en el establecimiento.

La PDI, entretanto, revisó los permisos colectivos de los trabajadores que cumplían labores para asegurar que correspondiesen al giro de sus empresas, lo que efectivamente ocurría en todos los casos.



Comunicado de Prensa / Fuente: Jorge Castillo Pizzarro / Dirección del Trabajo