Hacer política con la verdad

Carta al Director
Señor director:

Se avecinan tres elecciones claves, un festival de demagogia y una oportunidad. En la elección para determinar quiénes integrarán la Convención Constitucional -aun cuando probablemente su composición sea plenamente partidista- y en las elecciones municipales y parlamentarias -en la que operará por primera vez el límite a la reelección con efecto retroactivo- se abre la posibilidad de una importante renovación política.

Se puede prever, que todas estas instancias, y en especial la redacción del texto Constitucional, se dará en una dinámica caracterizada por la demagogia y la poca o nula voluntad de acuerdos, situación que tiene a los ciudadanos cansados hasta el hartazgo y que la sola circunstancia de la renovación política no asegura un panorama mejor. Por ello, los eventuales nuevos protagonistas tendrán la oportunidad extraordinaria de enmendar el rumbo y asumir con valentía la gran responsabilidad de servir a quienes los rodean y a los que vendrán después de ellos, haciendo “política con la verdad”, única forma de política genuina, como bien decía el filósofo y político checo, Václav Havel, logrando así, afianzar la política que los ciudadanos chilenos tanto demandan. 

Esto es, como la más honorable “práctica de la moralidad”.

Katherine Montealegre
Licenciada en Ciencias. Jurídicas.




Comunicado de Prensa / Fuente: Katherine Montealegre