Más de $2.000 millones pagaría Nestlé a productores de leche por término de conflicto

Termino de conflicto
Conciliación entre la Federación Nacional de Productores de Leche y la procesadora Nestlé contempla el pago de 14,5 millones de pesos mensuales por 10 años (500 UF por mes) y otros $490 millones (800 UTA) por concepto de término de conflicto, sin perjuicio que las partes se obligan a mantener plena autonomía.

Si bien la Federación Nacional de Productores de Leche, Fedeleche, y la procesadora Nestlé solicitaron al Tribunal de la Libre Competencia, Tdlc, mantener en reserva los términos de resolución del conflicto entre las partes, la petición fue denegada, quedando de manifiesto uno de los puntos más relevantes del acuerdo: la lechera pagará a la orgánica que representa a los productores 14,5 millones de pesos mensuales por 10 años (500 UF por mes) y otros $490 millones (800 UTA) por concepto de término de conflicto, es decir, unos $2.300 millones de pesos en total, sin perjuicio que las partes se obligan a mantener plena autonomía.

De los recursos, según establece el texto de la conciliación de la demanda que Fedeleche interpuso contra la segunda, el aporte de $14,5 millones de pesos mensuales por 10 años estará destinado a promover el consumo de productos lácteos, el desarrollo de investigación atingente al sector, así como a todas aquellas acciones propias del giro de la federación.

El presidente de Fedeleche, Eduardo Schwerter, destacó que estos acuerdos le hacen bien al sector y llamó a las otras empresas a conversar, ya que previamente el Tribunal aprobó otros dos acuerdos extrajudiciales similares entre la Fiscalía Nacional Económica y empresas que operan en el mercado lechero, pero la federación no fue considerada en ellos, razón por la cual, mantienen sus demandas contra ambas.

El primero de los acuerdos se materializó en junio del 2020 con las empresas Soprole y su filial Prolesur. El segundo, en noviembre del mismo año, con Watts.

Reactivación del Caso

Los conflictos entre los involucrados comenzaron en 2014, sin embargo, esta nueva acción legal de Fedeleche tuvo origen en mayo de 2020, luego que la Fiscalía Nacional Económica (FNE) activara un requerimiento en contra de Nestlé para cautelar sentencias y resoluciones impuestas previamente por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Uno de los antecedentes centrales fue la declaración del presidente saliente de Fedeleche, Rodrigo Lavín, del 17 de abril de 2018 ante la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja, cuando entregó pruebas de la existencia de pagos fuera de pauta, mostrando para ello su caso particular.

Sus palabras eran “la pieza faltante” para establecer que el mercado lácteo funciona contraviniendo el espíritu del dictamen número 7 del Tribunal de la Libre Competencia, TDLC, del año 2004.

“La Fiscalía Nacional Económica, FNE, nos dijo que no entendía por qué si había empresas que pagaban más que otras, los productores no se cambiaban y la verdad es que les explicamos que al hacer el análisis sola y exclusivamente con la pauta de pagos, no se entiende. Pero hay otros elementos que no están en la pauta de pagos, fuera de pauta, que se podría decir que no constituye una ilegalidad, pero que no es algo muy apropiado (…). Les expuse mi caso particular y de hecho a mí Nestlé me paga fuera de pauta”, aseveró ese 17 de abril que marcó el giro final del caso. https://www.paislobo.cl/2018/05/presidente-de-fedeleche-decide-detonar.html

Con los nuevos antecedentes, sumado a una nueva denuncia del Tribunal de la Libre Competencia contra Nestlé, Soprole y Watts por falta de transparencia en la fijación del precio por litro de leche que se le pagaba a los productores, todos los requerimientos por parte de la Fiscalía Nacional Económica (FNA) para cautelar sentencias y resoluciones impuestas previamente por el Tribunal fueron reactivados, llegando a conciliaciones sucesivas a partir del último trimestre de 2020, la última de las cuales fue la de Nestlé, que contempló el aporte de $2.300 millones a los productores.

Importancia del Acuerdo 

Eduardo Schwerter declaró que la Federación y Nestlé alcanzaron en el marco de esta conciliación una serie de mejoras de transparencia y condiciones relacionadas al establecimiento de precios para productores, además de apoyo económico para la promoción del consumo lácteo, lo que implica un nuevo trato en las relaciones entre productores y empresa, y un beneficio claro para el buen desarrollo del sector lechero nacional.

“El compromiso de dar cabal cumplimiento a estas resoluciones que regulan el mercado y que en definitiva tienden a desarrollar una política de compra objetiva, transparente y no discriminatoria para todos los productores de leche, y eso es lo que más mueve a Fedeleche a realizar estas acciones”, agregó Schwerter.

Simplificación de pautas y cláusulas de salida

El acuerdo asegura la simplificación de las pautas de pago de Nestlé, contemplando en lo sucesivo cuatro ítems: precio base, bono por volumen, bono de emergencia y componentes estructurales.

Del mismo modo, la empresa efectuará mejoras en la capacitación de los encargados de muestreo de leche, una preocupación permanente e incidente en el pago a productor.

En cuanto a los contratos suscritos entre los productores y Nestlé, el acuerdo considera eliminar la exigencia a los productores de contar con un volumen mínimo para suscribir contratos, estableciéndose, como plazo razonable para poner término anticipado en los contratos, de 30 días para los productores, y de 90 días para el caso de la industria; incorporando además la opción para los productores de pactar una modalidad de contrato forward con un precio fijo por 12 meses.

Mesa láctea

El acuerdo de conciliación entre Fedeleche y Nestlé reconoce también la existencia de grupos de productores que decidan asociarse de forma legal para avanzar en asociatividad; y asimismo, considera implementar una Mesa Láctea, esto es, una instancia netamente técnica e independiente, con reuniones regulares e integrada por dos representantes de cada una de las partes más un experto independiente (con conocimiento en libre competencia), que tenga como función permitir el acercamiento entre los productores y Nestlé, previniendo oportunamente conflictos entre ellos, de manera imparcial, objetiva y de buena fe, sin que pueda tener un rol de fijadora de precios o afectar de forma alguna la libertad que tiene Nestlé para determinar los precios ofrecidos en sus pautas de pago ni tampoco la relación directa que Nestlé tiene con sus proveedores de leche cruda.

Clínica Alemana



Comunicado de Prensa / Fuente: C. Lobo