Fiscal recomendó absolución del Conservador de Bienes Raíces de Osorno y desató críticas del presidente del Colegio de Abogados

Fiscal recomendó absolución del Conservador de Bienes Raíces de Osorno
En columna de opinión publicada por El Austral de Osorno el sábado, José Manuel Baquedano calificó al conservador Oscar Aníbal Henríquez como “contumaz” e hizo hincapié en el hecho de que la funcionaria de la Corte de Apelaciones de Valdivia, que en su momento formuló cargos por el servicio prestado, propusiera ahora su absolución. “Resulta incomprensible tanta benevolencia”, dijo.


Contumaz, es decir, “que se mantiene firme en su comportamiento, actitud, ideas o intenciones, a pesar de castigos, advertencias o consejos”. De esta forma calificó José Manuel Baquedano, presidente del Colegio de Abogados de Osorno, a Oscar Aníbal Henríquez, conservador de Bienes Raíces de Osorno, profesional sobre el cual se desarrolla una investigación disciplinaria desde el 15 de febrero de este año. La disputa entre los juristas locales se arrastra desde el mismo año en que Oscar Aníbal Henríquez asumió el cargo -junio de 2007-, época en que el gremio presidido entonces por Víctor Pérez inició una serie de reclamos que contaron con el respaldo de la concejala Martha Henkes y el Concejo Municipal de Osorno, el cual acordó en sesión del 16 de octubre de ese año enviar un reclamo formal a la Corte de Apelaciones de Valdivia por demoras en los trámites.

La polémica de ese entonces finalizó cuando la propia concejal Henkes pidió, a través de una carta despachada el 26 de octubre de 2007 al alcalde Mauricio Saint-Jean, reconsiderar su moción de realizar la denuncia a la Corte de Apelaciones, al señalar que Oscar Aníbal Henríquez le solicitó que reevaluara esta determinación. Según consta en el acta de reunión del 20 de noviembre de 2007, la edil que había liderado los reclamos señaló que "me invitó a su oficina y me comentó que se habían desvinculado dos funcionarias de gran capacidad, lo que afectaría el trabajo. Además, que efectúa un ordenamiento de los archivos. Sin embargo, se comprometió a resolver esto pronto". Tras esa intervención, y por unanimidad, los miembros del Concejo anularon el acuerdo de reclamar ante la Corte de Apelaciones, tomado en una sesión anterior respecto de este tema.

Esta vez, sin embargo, y a raíz de una denuncia interpuesta por el abogado Rubén González González, el 15 de enero de este año. la situación fue distinta y la Corte de Apelaciones terminó por abrir un proceso disciplinario por retraso injustificado en las inscripciones, subinscripciones y anotaciones; dilación injustificada en la entrega de copias de los actos y/o documentos que le han sido requeridos para su inscripción; rechazo indebido o improcedente de inscripciones o formulación de exigencias extralegales para llevarlas a efectos y de reparos sucesivos o consecutivos respecto de un mismo asunto; no practicar oportunamente las anotaciones en el repertorio de los requerimientos de inscripciones, anotaciones o subinscripciones que se le demandan; y reingreso de anotaciones en el repertorio por expiración de la original o primera anotación, por el transcurso del plazo de vigencia de esta.

El procedimiento es reservado, salvo para la persona investigada, mientras no recaiga sentencia ejecutoriada. De la sentencia se extraerán siempre los datos personales y sensibles, cuando ésta se haga pública y que puede llegar incluso a la remoción del cargo, sin embargo, a partir de la columna de opinión del presidente del Colegio de Abogados, José Manuel Baquedano, publicada por El Austral de Osorno se pudieron obtener antecedentes acerca de la marcha del procedimiento. Este señaló que la fiscal de la Corte de Apelaciones a cargo del caso, si bien en su momento “formuló cargos en contra del Conservador de Bienes Raíces de Osorno por el mal servicio prestado, más tarde propuso su absolución, en un dictamen que consideramos a lo menos incongruente con el mérito de los antecedentes recopilados en la investigación”.

SERVICIO ANACRÓNICO Y MONOPÓLICO

Baquedano aseveró en su columna que “hace 14 años el Colegio de Abogados de Osorno informaba su posición crítica frente al mal servicio que prestaba el recién asumido Conservador de Bienes Raíces, Oscar Henríquez (…). Lamentablemente, más de una década después, la situación, lejos de mejorar, ha venido empeorando. Así, los asuntos que le son requeridos continúan experimentando un notable retardo en su tramitación, fuera de toda racionalidad, además que el público que requiere del servicio tiene que soportar largas filas para ser atendido”.

El presidente del Colegio de Abogados de Osorno aseveró que resulta incomprensible que frente al “anacrónico servicio monopólico” “deficiente y reticente a incorporar tecnología”, “exista tan benevolencia (…) lo que condena a las fuerzas vivas de nuestra provincia a recibir un trato vejatorio que no se condice con el respecto irrestricto a la dignidad de la persona humana”.

PRÓXIMA RESOLUCIÓN DEL PLENO DE LA CORTE

José Manuel Baquedano aseveró que confía en que “el pleno de la Corte de Apelaciones de Valdivia, llamado a resolver, efectuará un estudio acucioso de los antecedentes y resolverá en definitiva conforme a derecho y al mérito de la abundante prueba que obra en el sumario administrativo incoado”.

Ya en el mes de febrero, y en entrevista con Paislobo Prensa, la ex concejala de Osorno y ahora constituyente electa, abogada Cecilia Ubilla, aseveró que “es un hecho público y notorio que nuestro el Conservador de Bienes Raíces de Osorno está prestando un servicio cada vez más deficiente que ha llevado una indignación generalizada de los usuarios como somos los abogados, los corredores de propiedades, los arquitectos y el público en general por dos hechos principales que son la lentitud en la servicio y es así como pueden pasar meses y meses sin que se practiquen las inscripciones y sin que nos entregue la documentación dentro de los plazo que el mismo se autoimpone”. La abogada aseveró entonces que las fechas inciertas respecto de los trámites obligan a los usuarios a ir en forma frecuente a consultar por ellos, a hacer largas colas y esperas infructuosas considerando que este es un servicio pagado y muy bien pagado y en forma anticipada.

“Además de la demora abismante, sucede lo que yo llamo ley del conservador, ya que en forma frecuente rechaza inscripciones no estando autorizado para ello. Eso nos obliga a reclamar en forma habitual a los tribunales para que le ordenen inscribir los contratos, con la nueva demora y el costo que ello implica”, agregó la ex concejala.

Cecilia Ubilla indicó que estando la situación “ya impresentable”, algunos abogados de la plaza han estado reclamamos al ministro visitador y es por ese cúmulo que reclamos el pleno de la Corte de Apelaciones de Valdivia dispuso que se haga una investigación que “esperamos devele esas graves deficiencias de ese servicio y, lo que es más importante, se adopten las medidas para que en Osorno tengamos un Conservador de Bienes Raíces eficiente de calidad y digno para todos los chilenos”.

Fuente: Redaccion PL Prensa
Clínica Alemana Osorno