¿Cómo elegir el procesador del notebook?

Elegir notebook
Este lunes 04 de octubre comenzó el Cyberday, que incluye variadas ofertas en computadores. Para que compres informado, acá te dejamos algunos consejos.

Tener que renovar la portátil con la que trabajamos o comprar una notebook por primera vez para dar respuesta a una nueva necesidad que se plantea, es sin duda un momento particular que nos puede demandar tiempo además de dinero.

Es que, para la mayoría de las personas, comprar una computadora es una inversión excepcional que afecta la economía familiar por algunos meses y que, por lo tanto, requiere de tiempo para investigar y reflexionar con el objetivo de asegurarnos de tomar la decisión adecuada.

Clínica Alemana Osorno

Esto es así, sobre todo considerando la amplia oferta de ordenadores que existe en el mercado y lo complejo que resulta elegir cuando no estamos completamente familiarizados con los distintos componentes, sus modelos y características.

En este artículo, te brindaremos algunos consejos para elegir el procesador que mejor se adapta a tu presupuesto y tus necesidades, comparando entre los más popularmente utilizados: notebook i3 y notebook i5.

¿Qué es exactamente el procesador?

Un procesador es un componente de la computadora que, como su nombre lo indica, se encarga de procesar información requerida para ejecutar las funciones del ordenador.

La evolución de la tecnología condujo a la fabricación de equipos cada vez más pequeños y la creación de microprocesadores que son los que actualmente se comercializan en las computadoras portátiles.

Intel, junto con AMD, es una de las marcas más conocidas de procesadores y es la fábrica más grande de procesadores a nivel mundial.

Esta empresa norteamericana es la responsable de la fabricación de los procesadores Intel en todas sus versiones y es quien fabrica las versiones para notebook i3 y notebook i5, que, en sus diferentes generaciones, son los que más se utilizan en la actualidad.

Diferencias entre i3 y i5

En principio, es importante señalar que tanto las notebook i3 como las notebook i5 son computadoras para usos generales, como navegación por internet, uso del correo electrónico, procesamiento de texto, planillas de cálculo, reproducción de video en línea y utilización de algunos softwares especializados.

Si bien la notebook i5 puede resultar una opción para diseño gráfico y edición de video básico, no se recomienda partir de este procesador si se está pensando en ese tipo de uso profesional.

Tampoco son recomendables para gamers que pretendan exigir un alto rendimiento gráfico con juegos sofisticados.

Se trata, como decíamos, de computadoras que están pensadas para el usuario generalista, trabajador de oficina o estudiante.

Ahora bien, ¿cómo decidir entre notebook i3 y notebook i5?

Definir el tipo de uso

Una de las cosas que tenemos que preguntarnos antes de elegir una computadora es qué tipo de usuario somos. Para saberlo, tenemos que pensar en relación a las funciones y tareas que esperamos realizar con el ordenador.

Si nuestro vínculo con la computadora se va a acota a la utilización del email, las redes sociales, la reproducción de contenidos audiovisuales en línea y el procesamiento de texto, las notebook i3 serán la mejor opción.

Estas computadoras ofrecen una excelente performance para el usuario básico, permitiéndole acceder a todas las funciones a una velocidad aceptable y a un precio relativamente accesible.

Por esta razón, las notebook i3 son las más elegidas por estudiantes y trabajadores de oficina.

Ahora bien, para los usuarios que estén acostumbrados a trabajar desarrollando varias tareas al mismo tiempo y aprecian la capacidad de pasar de una a otra velozmente, lo más recomendable es invertir un poco más de dinero para acceder a una notebook i5.

Una notebook i5 es lo más próximo a una computadora profesional, que vienen equipadas con i7, pero a un precio menor.

Su capacidad de procesamiento, nos va a garantizar eficiencia y velocidad a largo plazo, sin ponernos en la posición de tener que actualizar el ordenador en el corto plazo.

Esta es otra cuestión a tener en cuenta, sobre todo si contamos con un presupuesto que nos permite llegar a una notebook i5.

Siempre será más conveniente comprar una computadora que nos quede holgada para las tareas y funciones que esperamos poder realizar en el presente, ya que las aplicaciones y los archivos se actualizan constantemente.

Si compramos algo que hoy apenas nos alcanza para trabajar o estudiar, nos veremos en el corto plazo ante la situación de tener una computadora obsoleta que requiere de más dinero para ser actualizada.

Fuente: Y. Lobo.