Beneficios de invertir en aislación térmica para el domicilio

Beneficios de invertir en aislación térmica para el domicilio
Cada vez hay más alternativas de materiales y técnicas para que toda vivienda sea eficiente energéticamente.

En tiempos en que todos los precios suben, incluidos los combustibles, cada peso que se pueda ahorrar se agradece. Y más en víspera del invierno, época en que se comienza a calefaccionar y los costos en el presupuesto familiar pueden desbordarse.

Si bien el Ministerio de Vivienda y Urbanismo creó el decreto Nº 192 que exige cumplir con estándares mínimos de aislamiento en techos, fachadas, ventanas y pisos ventilados según la zona donde estén, proteger las casas, edificios o infraestructuras de temperaturas extremas es fundamental.

La aislación térmica es la piel que protege la estructura de la temperatura, aire y humedad exteriores para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes, por eso puede contribuir a ese ahorro que todos buscan, y los beneficios son variados, no solo en lo energético sino que también para el medio ambiente. De acuerdo con Eduardo Acuña, Gerente de Negocios de Materiales de Construcción y Obra Gruesa de Sodimac, mientras más hermética sea la casa, el gasto en calefacción será menor, y por ende menor el consumo de recursos.

“Muchos son los beneficios, pero antes de elegir materiales, es necesario hacer una inspección detallada de las instalaciones, como el techo, que es por donde más se puede colar el frío en invierno; así también las ventanas, que al ser reemplazadas por termopaneles, se puede dar hasta un 30% más de aislación térmica que con otro tipo de ventanas”, comentó el experto.
Beneficios de invertir en aislación térmica para el domicilio
De acuerdo con el ejecutivo, una buena aislación tiene múltiples beneficios. 

Te los contamos a continuación:

  1. Mejora el ambiente y calidad de vida para los ocupantes, con temperaturas agradables.
  2. El ahorro de energía es una de las ventajas más destacadas derivadas de instalar un aislamiento térmico. Un uso eficiente de la energía redundará en un ahorro económico en un corto tiempo, reduciendo hasta en un 80% el gasto energético. Se ha determinado que una edificación pierde hasta un 50% de energía por falta de aislamiento térmico.
  3. Disminución de enfermedades. Esto pocas veces se menciona, pero al tener una eficiente aislación térmica, se disminuyen las posibilidades de proliferación de enfermedades asociadas a los cambios de estación.
  4. Reducción de la contaminación ambiental y del efecto invernadero, al reducir la emisión de CO₂.


Fuente: Lucia Pauta luciapautacom@gmail.com

Clínica Alemana Osorno