Cuidados Paliativos y el desafío de una Ley que otorgue dignidad al final de la vida

Cuidados Paliativos y el desafío de una Ley que otorgue dignidad al final de la vida
  • Una nueva promulgación de una ley que aborda los cuidados paliativos permitiría una extensión del alcance de este servicio, que ayudará a gran parte de la población dentro de los próximos meses.

Dignidad y acompañamiento son las dos palabras que más se repiten a la hora de definir qué son los Cuidados Paliativos. Gracias a la promulgación reciente de una Ley, se asegurará su alcance y financiamiento a gran parte de la población dentro de los próximos meses, instancia para la que el Hospital Puerto Montt ya se encuentra preparado con un equipo de 12 profesionales.

“Los Cuidados Paliativos son una forma de atención al paciente cuando este vive una enfermedad que lo lleva a finalizar su vida. Es un periodo donde el paciente ve deteriorada su calidad de vida, sus planes futuros y que abarca no sólo aspectos físicos sino también espirituales, emocionales, y no sólo para él, sino también para su familia y para la comunidad en la que vive”, precisa la jefa del Servicio de HematoOncología y Cuidados Paliativos del HPM, la Dra. Paulina Velásquez.

La médica de familia es quien encabeza a los profesionales que trabajan en este servicio, entre los que se cuentan médicos, enfermeras, TENS, kinesiólogos, psicólogos y trabajadores sociales quienes se dedican a la administración de los cuidados y medicamentos que alivian las últimas etapas de enfermedades, principalmente oncológicas, a más de 5.000 usuarios al año en el Hospital Puerto Montt.

“Este es un requerimiento que pareciera obvio: que todas las personas puedan morir dignamente. Sin embargo, no siempre sucede así, y por digno no significa que no sientan dolores, sino también contar con en un lugar adecuado para habitar, acompañado por quien lo quiera, es importante precisar que hay quienes prefieren estar en sus casas antes que en un hospital. La dignidad y el respeto a la decisión del paciente lo es todo”, añadió la Dra. Velásquez.

Y es en ese sentido, que la Ley 21.375 de Cuidados Paliativos Universales, promulgada en 2021, permite reconocer, proteger y regular, sin discriminación alguna, el derecho de las personas que padecen una enfermedad terminal o grave a una adecuada atención de salud. Sin embargo, y de acuerdo a la Dra. Velásquez, aún quedan varios aspectos para poder asegurar su implementación real en los centros de salud.

“Si bien la ley ya está promulgada, lo que falta es que exista un reglamento para ponerla en práctica. Todavía hay colegas que no están capacitados para saber qué pacientes realmente requieren cuidados paliativos. Entonces falta capacitar personal, falta destinar los recursos económicos y humanos, porque aún, por ejemplo, no están contabilizados los pacientes no oncológicos que requieren cuidados paliativos”.

Actualmente quienes reciben estos tratamientos principalmente son pacientes con cáncer, quienes en el caso del Hospital Puerto Montt son destinados al Servicio de Cuidados Paliativos tras la aprobación de un Comité Médico especializado, pero el espíritu de la Ley indica que estos tratamientos lleguen a la mayor cantidad de pacientes con diversas enfermedades terminales, algo que la Dra. Velásquez espera se haga realidad oportunamente. “Nos va a tocar ir de a poco, de un modo progresivo. El modelo paliativo que se aplica actualmente con pacientes oncológicos es replicable y se intentará replicar este modelo con pacientes no oncológicos. Sin embargo, va a significar cambios en el funcionamiento interno, vamos a tener que relacionarnos más con otras áreas como geriatría, fisiatría, anestesia, nefrología”, indicó la profesional.

“Esta es un área que conlleva mucha dignidad y humanidad, y que cambia todos los paradigmas de los profesionales porque a uno le enseñan a sanar personas, pero no a acompañar y eso es lo que se aprende: acompañar para humanizar la muerte. Ojalá tengamos que pensar en unidades físicas adecuadas dentro de los hospitales donde se puedan atender estos pacientes, nuestra población envejece, hay menos hijos que los cuiden y la gente está más sola, por lo tanto, tenemos que pensar en un futuro donde se destinen recursos y estudios”, concluyó.

Fuente: Unidad de Comunicaciones Hospital de Puerto Montt.

Siguiente Anterior