Luz natural mejora la productividad laboral

Los días soleados y luminosos generan que muchas personas tiendan a mejorar su estado anímico y ser más positivas. Este hecho, no es solo una coincidencia, sino que científicamente está comprobado que nuestro ánimo se modifica dependiendo de la luminosidad a la cual estamos expuestos.

Incluso, las personas que se desempeñan en espacios laborales con luz natural, presentan mayor bienestar y energía vital, por lo mismo, un mejor índice de productividad. Pero no sólo para los colaboradores de las compañías este factor impacta enormemente en su energía y productividad, sino que también esto es aplicable a los hogares y recintos donde las personas pasan su día a día.

“Las personas tienden a mejorar su estado anímico y ser más positivas en primavera y verano, que durante los meses fríos, por un tema de luminosidad y mayor número de horas con luz natural”, afirma la sicóloga organizacional María Inés Morán.

Según explica la experta, la luz natural afecta los neurotransmisores de nuestro cerebro asociados al bienestar, existiendo incluso, estudios que confirman los efectos negativos que puede acarrear la escasez de luz natural para los trabajadores, como fatiga visual, desánimo, estrés o cefaleas.

Por esta razón, la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), realiza constantemente recomendaciones que apuntan a la mejora de la luminosidad de los espacios laborales, esto con el fin de optimizar el rendimiento y disminuir los riesgos psicosociales asociados a trabajar en un ambiente desfavorable.

Más espacios con luz natural

En Chile, la tendencia apunta a la construcción de edificios públicos y privados, que privilegien la luz natural y dentro de estas iniciativas, el Hotel Courtyard Santiago Las Condes es un buen ejemplo a seguir.

“Muchos visitantes llegan a la capital por motivos laborales o reuniones de negocio, por lo que necesitan energía y vitalidad para cumplir sus objetivos de viaje, y son justamente estos conceptos los que se implementaron en la construcción del hotel, ya que buscamos el bienestar de nuestros huéspedes y trabajadores. Actualmente no sólo nuestros colaboradores se ven beneficiados con estas características sino que también nuestros huéspedes, lo que influye enormemente a la hora de que estos tengan mayor energía para realizar ya sea un viaje negocios el que será más exitoso si tienen más energía y de placer, donde el visitante tendrá más humor y energía para turistear”, comenta el Gerente General de Courtyard Santiago Las Condes, Eduardo Yoshimoto.

El establecimiento hotelero de la cadena internacional Marriott, cuenta con un lobby con altos techos y enormes ventanales panorámicos, que permiten el ingreso constante de luz natural, además de conexión libre a Internet en todo el hotel, estaciones de trabajo con computadores y mesones con varias entradas de corriente para ser más efectiva la experiencia laboral.

“Courtyard es práctico, está pensado para energizar y dar vitalidad a los huéspedes y nuestros asociados. En el hotel no hay espacios cerrados u oscuros y todo está integrado; por ejemplo, el lobby tiene acceso al restaurant, a la barra, al mini mercado “Themarket”, a las salas de reuniones, etc., todo pensado para hacer más grata y productiva la estadía”, comenta Eduardo Yoshimoto, Gerente General de Courtyard Santiago Las Condes.

El ejecutivo comenta además, que los trabajadores o asociados de Courtyard se sienten muy gratos al desempeñarse en un establecimiento con estas características y disfrutan del paisaje que pueden observar diariamente, ya que los grandes ventanales del lobby y las habitaciones, permiten una vista privilegiada de la capital.

Medición de las condiciones laborales

Casos como Courtyard Santiago Las Condes son escasos, por lo que hay una preocupación a nivel gubernamental frente a las condiciones laborales en las que se desempeñan las personas.

“Existe la necesidad creciente de evaluar los riesgos psicosociales en el sector público y privado, lo que a su vez implica un diagnóstico de las condiciones laborales y el contexto de desarrollo del trabajo, exigiendo tomar medidas reparadoras al existir un alto riesgo para los colaboradores”, explica la sicóloga organizacional, María Inés Morán.

Según señala la experta, la situación laboral está siendo trabajada desde el Ministerio de Salud desde el 2013, a través del cuestionario ISTAS 21, que indaga las condiciones contextuales y de gestión sobre las cuales los trabajadores deben desempeñar sus funciones, midiendo entre otros puntos, los espacios y su luminosidad, pero faltaría mucho por avanzar respecto a esta materia.

Fuente: Valentina Yavar - vyavar@mgconsulting.cl
Compartir en Google Plus
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario