Gran avance en implementación de Resonador Magnético en Hospital Base de Osorno

Resonador Magnético en Hospital Base de Osorno
Según lo informado a Paislobo Prensa: Un 73% de avance lleva la implementación del Resonador Magnético en la Unidad de Apoyo de Imagenología del Hospital Base San José Osorno. 

Se proyecta que el nuevo equipamiento con el que con contará el principal recinto asistencial de la Provincia, comience su marcha blanca a partir de junio de este año.

Esta tecnología complementará las otras modalidades existentes en la unidad, tales como: radiografías, escáner y ecografías. En ese sentido, desde la Unidad de Imagenología, se enfatiza que el resonador es un complemento al trabajo que efectúan y no un reemplazo de las tecnologías con las que ya cuenta la Unidad.
“Contar con esta tecnología permite avanzar en el diagnóstico de muchas enfermedades de distintas áreas, las más críticas como las neurológicas, tanto en el estudio de tumores como accidentes cerebro vascular que es muy prevalente en la población. También permite avanzar con pacientes que están en tratamiento con enfermedades oncológicas, donde el escáner hoy en día es insuficiente para poder llegar a un diagnóstico de las lesiones y que anteriormente había que recurrir a extra sistema para tener la solución”, explica Doctor Gonzalo Kehr, médico jefe de Unidad de Apoyo de Imagenología.
“Acá vamos a tener solución local, más rápida y conectada con nuestros medios. Y también podremos analizar algunas patologías de cartílagos o meniscos que vamos a poder tratar ahora de forma más certera al resonador”, agrega el facultativo.
La mayor proporción de exámenes que a la fecha se han tenido que resolver en extra sistema, corresponden a resonancia de: neurología con un 57,0%, seguido de las resonancias de musculo esquelético con un 34,5%, en tanto que las resonancias de abdomen y pelvis con un 8,5%.

-------------------------------------------
¿Viste esta nota?↓
Soprole y la mosca en la Leche
https://www.paislobo.cl/2019/04/soprole-leche-chile.html
-------------------------------------------

Como explica el Doctor Kehr, la idea es que los diagnósticos, prioritarios o de mayor gravedad, sean los que van a obtener con antelación una hora para la resonancia,
“Obviamente ya existe una lista de espera de resonancia y eso será una realidad, pero no es por orden de llegada ni masivo, más bien será seleccionado cuando otras técnicas de imagen como la radiografía, el escáner o la ecografía, no puedan dar con el diagnóstico; y en esos casos, utilizar la resonancia como un examen complementario. Eso va a hacer una cosa trabajada en conjunto con los médicos que realizan la solicitud y los radiólogos de la unidad, esto no será libre demanda, sino más bien como priorización”.
En tanto para el Director del Hospital Base San José Osorno, Doctor Daniel Núñez, esta implementación generará un impacto positivo en la comunidad
“Con la llegada del Resonador Magnético, podremos optimizar exámenes que estaban en lista de espera, como así también, disminuir la compra de éstos en el extra sistema. De esta forma vamos a complementar la cartera de servicios en el área de imagenología y además, potenciar el desarrollo de espacialidades en el hospital. En definitiva, nos permitirá una mayor autonomía, que beneficiará a la población”.
En cuanto al funcionamiento del RM, se contará con recurso humano especializado para la operación de esta nueva modalidad imagenológica, de esta forma se contempla un equipo integrado por 1 médico radiólogo 22 horas; 1 tecnólogo médico 44 horas; 1 TENS 44 horas y 1 administrativo con funciones de secretaria 44 horas.

Considerando la Cartera de Prestaciones validada y la producción de resonancias magnéticas proyectadas, se determinó que la operación del Resonador Magnético tendrá un horario de funcionamiento de lunes a viernes entre las 08:00 y las 17:00 horas, en donde se recibirán pacientes provenientes de atención Abierta, Cerrada y de Emergencia.

En ese sentido, Marcelo Yaitul, Tecnólogo Médico Jefe de Unida de Apoyo de Imagenología, comenta que
“Respecto al flujo de trabajo, lo que se hace es que el paciente se acerca con su solicitud a la ventanilla, al igual que cuando lo hacen para una resonancia magnética, esa solicitud la va a gestionar el radiólogo de la unidad, él debe decidir la prioridad de cada examen y así ir resolviendo en orden de prioridad”.
“En algunos casos se hará resonancia con anestesia, por ejemplo y principalmente en paciente pediátrico, porque necesitamos que durante la resonancia, el paciente no se mueva en el proceso y entendemos que quizás los niños o lactantes no pueden lograr esa condición, por eso los anestesistas deberán evaluar cada caso para poder realizar esta prestación, de resonancia con anestesia”, enfatiza Yaitul.

Capacitaciones

Con la llegada del nuevo equipo, se ha contemplado una serie de trabajos que guarda relación con inducciones, capacitación y especialización del área.
“En este momento tenemos un colega tecnólogo capacitándose en el Hospital de Puerto Montt, adquiriendo la experiencia necesaria para sacar el máximo de provecho a esta tecnología, son 3 meses de capacitación. También habrá instancias de capacitación a personal de calidad, de infección asociadas a la atención de la salud, prevención de riesgos, equipos médicos, operaciones porque todos deben conocer la importancia de la bioseguridad del resonador. Por eso es importante capacitar a todos funcionario que pueda tener un tipo de contacto con este equipo”, agrega el Tecnólogo.

Beneficios

Este equipo, a diferencia del resto de las modalidades diagnósticas, no usa radiaciones ionizantes, entrega información del metabolismo y composición de los tejidos. Tiene la posibilidad de hacer estudios vasculares sin aplicar medio de contraste.

Entre las prestaciones se destaca la toma de resonancias cerebrales, columna, cuello, nervios periféricos, articulaciones, cavidad abdominopélvica (hígado, páncreas, riñones), vías biliares, mama entre otros. Presenta mayor eficacia para el diagnóstico de tumores, lesiones de partes blandas, hernias discales, lesiones osteoarticulares, desgarros, contracturas, hematomas, lesiones focales hepáticas, enfermedades del sistema nervioso central, entre otras.

El monto de esta inversión es de MM$1.780.- (fondos FNDR) y su plazo de ejecución es de 6 meses, lo cual permitirá realizar la puesta en marcha oficial en el mes de julio del año 2019.




Información enviada a PL por: Marcos Lavado