¿Quieres participar en una teleserie o película? Esta plataforma lo hace realidad

Creadores de ClapClapp.com
El emprendimiento, nacido en el ecosistema abierto de la Universidad de Chile, es un punto de encuentro para que empresas pueden encontrar y contactar talentos de una forma organizada y profesional.

¿Te imaginas poder ser parte de una teleserie de tu canal favorito?, ó ¿transformarte en el rostro de una campaña publicitaria y sumar dinero extra a tu cuenta?. Esto es posible en Chile gracias al invento de dos amigos quienes quieren modernizar la industria publicitaria en el país, con foco en los procesos de selección de talentos y rostros para comerciales, campañas de vía pública, series de televisión e incluso películas.

Bajo el nombre de ClapClapp.com, a Nicolás Varas (27) y Matías del Rey (28) se les ocurrió la idea tras haber tenido contacto con la producción y distribución del cine chileno, donde muchas veces les solicitaban contactos de actores para diferentes trabajos. El tema no terminaba ahí, se percataron que en esta búsqueda de personas, en las publicaciones de trabajos que llegaban a las redes sociales, terminaban en cadenas de memes y hasta venta de ropa usada, muy poco profesional.

En estricto rigor, la plataforma -desarrollada con el apoyo de Open Beauchef, ecosistema abierto para los nuevos negocios de la Universidad de Chile; IncubatecUFRO y Capital Semilla de CORFO- (que ya lleva 2 meses funcionando en marcha blanca) soluciona tres problemas del rubro del entretenimiento y publicidad: Ayuda a las empresas a encontrar talentos como modelos, actores, bailarines para sus proyectos, de forma rápida, transparente y segura. Contribuyen a que las organizaciones puedan extender nuevas oportunidades laborales, en un sector donde muchas veces las oportunidades son escasas. Además, ahorran tiempo de los procesos actuales “hicimos un casting para una sesión de fotos de una empresa - lo que a ellos les tomaba normalmente entre 10 a 14 días- nosotros lo logramos en 3 días gracias a automatizar los procesos de carga de los perfiles, objetivos y los contactos directos con los involucrados”, explican sus creadores.

Tras 21 campañas desarrolladas en sus primeros sesenta días de operación formal, colaborando estrechamente con 10 empresas (desde agencias de publicidad y productoras, hasta empresas de salud) Nicolás explica “Creímos útil crear un punto de encuentro para este tipo de trabajos, que tienen otros requerimientos y que muchas veces se prestan para abusos o estafas”.


¿Cómo funciona?

El uso de la plataforma es bastante simple, “Las personas sólo tienen que registrarse y crear un perfil, similar a páginas como Linkedin o Instagram. Tras eso, pueden optar a ser parte de alguna de las convocatorias o casting publicados en ClapClapp.com y postular con un click. En caso de ser seleccionado o rechazado recibirán una notificación por correo”, detalla del Rey.

“En tanto, las empresas deben llenar una ficha en el sitio con sus requerimientos, tras lo cual sus búsquedas y ofertas laborales aparecerán inmediatamente en la plataforma. En paralelo recibirán los datos para poder ingresar a la plataforma de empresa donde podrán ver y contactar los distintos postulantes”, acotan sus cofundadores.

Cabe destacar que cualquier persona puede postular a los llamados y cualquier empresa puede publicar una convocatoria, mientras se cumplan con los requisitos de privacidad y profesionalismo requeridos y especificados en el sitio de clapclapp.com.

Valores

La plataforma tiene diferentes tarifas, dependiendo de lo que requiera la empresa en su llamado o convocatoria. Esto es porque algunas organizaciones requieren herramientas -presentes en ClapClapp.com- como videollamadas, solicitud de videos o fotos en tiempo real.

Por lo pronto, ya hay casos de personas sin experiencia previa en castings que han podido ganar $200.000 al ser seleccionados para campañas publicitarias sólo para Instagram; en una plataforma donde ya suman más de 10 mil inscritos, con un 70% de registrados mujeres.



Fuente de la información: Angie Gatica - WOW!