Más de 820 millones de personas sufren hambre en el mundo

Más de 820 millones de personas sufren hambre en el mundo
Según la FAO, 294 millones de seres humanos sufren hambre en América Latina y más de 820 millones de personas en todo el mundo.

Cada vez se hacen más contingentes los temas asociados a la alimentación y sus repercusiones en la salud, por lo tanto, cobra absoluta vigencia abordar con seriedad el origen de la comida y la forma en que se produce. En este sentido, la deficiencia de nutrientes es uno de los problemas que afecta al menos al 50% de los cultivos en Latinoamérica. Esta problemática tiene impacto en la salud de las personas: la falta de macro y micronutrientes puede originar problemas de crecimiento, debilidad muscular, osteoporosis y diabetes, entre otras enfermedades.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), más de 294 millones de personas sufren de una o dos formas de malnutrición en América Latina, siendo los más afectados los niños y adolescentes. Al analizar estas cifras es natural pensar en la fabricación de alimentos y en la agricultura.

Para Yara, líder mundial en producción y comercialización de fertilizantes minerales, estas deficiencias podrían prevenirse desde los alimentos, mediante una adecuada nutrición de cultivos. Lo que garantizaría calidad, inocuidad y trazabilidad de la comida. Esto, en línea con las exigencias de los consumidores, particularmente en el mercado de frutas, cereales y vegetales.

La Directora de Agronomía de Yara, Margarita González, afirma que los fertilizantes “son los responsables de facilitar la producción de la mitad de alimentos que el mundo consume, así como de aportar a estos alimentos los nutrientes y minerales necesarios, para el óptimo desarrollo de los seres humanos. Cultivos sanos nutren personas sanas”.

Nutrientes como el zinc, por ejemplo, son vitales para tener niños más grandes y con mejor desarrollo cognitivo, por lo que se debe garantizar su consumo en mujeres embarazadas e infantes. Por otro lado, el hierro es determinante para combatir la anemia, que afecta a nuestro país.

Cultivos sustentables

Es por esta y otras razones que se celebra el Día Mundial de la Alimentación, efeméride en la que se busca educar a la población sobre una dieta sana y sostenible, y donde Yara se sumará para comunicar el papel que juegan los fertilizantes en este ámbito.


Día Mundial de la Alimentación

Cada año, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) celebra el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre para conmemorar la fundación de la Organización en 1945. Se organizan eventos en más de 150 países de todo el mundo, lo que lo convierte en uno de los días más celebrados del calendario de las Naciones Unidas. Estos eventos promueven la toma de conciencia y de medidas en todo el mundo para aquellos que sufren hambre, y otras formas de malnutrición, y la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria, y una alimentación sana para todos. El Día Mundial de la Alimentación también es una oportunidad importante para enviar un mensaje contundente al público: podemos acabar con el hambre y todas las formas de malnutrición en el curso de esta vida, y convertirnos en la Generación del Hambre Cero, pero para lograr este objetivo debemos trabajar juntos.

Según la FAO

  • Más de 820 millones de personas sufren hambre en el mundo.
  • 149 millones de niños menores de cinco años sufren de retraso del crecimiento y 49 millones se ven afectados por la emaciación.
  • Más de 670 millones de adultos y más de 120 millones de niños y niñas (de 5 a 19 años) son obesos.
  • 40 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso.
  • Las dietas poco saludables combinadas con estilos de vida sedentarios, constituyen el factor de riesgo principal de discapacidad y muerte por medio de las enfermedades no transmisibles.
  • Los problemas de salud relacionados con la obesidad cuestan a los presupuestos nacionales en todo el mundo aproximadamente 2 billones de dólares en tratamientos anuales.
  • Las diferentes formas de malnutrición pueden coexistir dentro del mismo hogar e incluso del mismo individuo durante toda su vida y pueden transmitirse de una generación a otra.
  • El daño ambiental ocasionado por el sistema alimentario podría aumentar del 50% al 90% debido al mayor consumo de alimentos procesados y carnes en los países de ingresos bajos y medianos.
  • El cambio climático amenaza con reducir tanto la calidad como la cantidad de cultivos, disminuyendo los rendimientos.

Acerca de Yara

Yara genera conocimiento para alimentar el mundo de manera responsable y proteger el planeta, y así cumplir nuestra visión de una sociedad colaborativa, un mundo sin hambre y el planeta respetado. A fin de lograr estos compromisos, lideramos la creación de herramientas digitales para fortalecer la agricultura de precisión y trabajamos con nuestros aliados en toda la cadena de valor de los alimentos, para desarrollar soluciones de nutrición de cultivos más amigables con el medio ambiente. Fomentamos una cultura de diversidad e inclusión, que promueve la seguridad e integridad de nuestros empleados, contratistas, socios comerciales y la sociedad en general.

Fundada en Noruega en 1905 para solucionar la hambruna en Europa, hoy Yara tiene presencia global, con más de 17.000 empleados y operaciones en más de 60 países. En 2018, Yara reportó ingresos por USD 12.9 mil millones.

Para más información visita: www.yara.cl


Fuente de la información: Alvaro Castillo - MG Consulting