­čśĚ­čçĘ­čç▒La ense├▒anza en l├şnea en tiempos de COVID-19

 Profesor Felipe Almuna Salgado
Por el Profesor Felipe Almuna Salgado, Instituto de Especialidades Pedag├│gicas, Universidad Austral de Chile, Sede Puerto Montt

Aunque la labor docente es demandante y desgastante, la ense├▒anza de manera presencial se disfruta. Para los que somos docentes, alguna vez hemos experimentado lo que en neurociencia se denomina estado de flujo—que ocurre cuando estamos tan inmersos en una actividad que parece que el que el tiempo vuela y disfrutamos de lo que hacemos olvid├índonos de lo que ocurre a nuestro alrededor—cuando realizamos docencia presencial.

Seg├║n una encuesta realizada el 2017 a acad├ęmicos de universidades en U.S.A., solo el 9% de las y los encuestados prefieren ense├▒ar en un entorno completamente en l├şnea. El reciente estado de distanciamiento social ha obligado a suspender de forma repentina todas las clases presenciales en todos los niveles de ense├▒anza en nuestro pa├şs.

Un n├║mero no menor de instituciones educacionales est├ín desarrollando sus labores de ense├▒anza de manera virtual, unas con un sistema ya consolidado de docencia virtual mientras que en otras son las y los propios docentes quienes con la formaci├│n, software gratuito y hardware limitado son quienes est├ín tratando—como frecuentemente lo hacen—de catalizar el aprendizaje de sus estudiantes estos d├şas. 


Desde la UACh, sugerimos algunas ideas para hacer de este proceso m├ís llevadero. Probablemente una vez que las lea, parecer├ín de sentido com├║n, ese es el punto.

Primero, est├ę presente: Cuando ense├▒as en persona, no dejas a los estudiantes solos, sino que est├ís con ellos, explicando, guiando, preguntando, ilustrando, respondiendo preguntas. Trata de seguir este principio; no subas solamente el material o busques videos en YouTube o Tiktok para sus estudiantes. Por ejemplo, implemente un cronograma acotado para dudas y consultas. Est├ę presente y activamente involucrado. Est├í ah├ş para sus estudiantes.

Segundo, se t├║ mismo: las y los docentes disfrutamos de la ense├▒anza en persona debido a la oportunidad de interactuar con los estudiantes. Esto no se debe perder en la ense├▒anza en l├şnea. La soluci├│n, por cierto, no es realizar un video suyo dando una clase sin estudiantes. En cambio, capture su personalidad y su pasi├│n de maneras diferentes a lo que podr├şa hacer en persona, pero aut├ęnticas. Por ejemplo, trate de plasmar su personalidad en su escritura.

Tercero, p├│ngase en los zapatos de sus estudiantes: Honestamente, muchos de nosotros no disfrutamos realizar clases en l├şnea. Si es dif├şcil para nosotros, es plausible imaginar que esto sea a├║n m├ís dif├şcil para nuestros estudiantes. Cuando se ense├▒a en persona, uno ayuda a las y los estudiantes a sentirse bienvenidos y c├│modos en el aula. Aplica ese mismo principio a tus clases en l├şnea. Por ejemplo, transmita positividad y respete grados de avance. Recuerde que sus estudiantes deben querer estar en la clase en l├şnea antes de que puedan aprender algo.

Por ├║ltimo, pero no por ello menos importante, hay voces que legitimante cuestionan un cambio de paradigma en la forma de ense├▒ar, pero me temo que quienes se resisten a nuevas formas, parad├│jicamente est├ín atrapados en una construcci├│n de aula tradicional para comprender lo que puede significar la educaci├│n en l├şnea en un momento transitorio de emergencia sanitaria.


Fuente de la informaci├│n: Gabriela Quintana R├╝edlinger - Universidad Austral de Chile
Siguiente Anterior
*****